•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las discrepancias que se viven actualmente en el seno de muchos organismos multilaterales son una muestra de que la política ha perdido fuerza como mecanismo integrador y de que ese espacio lo ha ocupado el comercio, dijo ayer en Panamá el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís.

“En este mundo de relaciones internacionales difíciles, de integraciones huidizas, el comercio se ha convertido en la plataforma firme donde todos nos encontramos y ciertamente, con sus limitaciones, nos coloca en la dimensión de la integración real”, aseguró el mandatario en una feria comercial inaugurada en Panamá.        

Solís, quien participó como orador de fondo en la inauguración de Expocomer 2018, admitió que “la integración por vía política se ha convertido en una ilusión muchas veces difícil de alcanzar” y que la integración de los mercados es la nueva plataforma sobre la que edificar las relaciones internacionales.        

“Una y otra vez en el ámbito centroamericano, en el ámbito interamericano, o incluso en organismos mucho más consolidados, encontramos el mismo problema: las grandes discrepancias terminan muchas veces socavando los entendimientos que se han ido construyendo a lo largo del tiempo”, explicó.        

China

Durante su discurso, Solís alabó además la decisión que tomó Panamá en junio del año pasado de emular a Costa Rica y entablar relaciones diplomáticas con China porque, en su opinión, va a redundar en beneficios para la región.        

Costa Rica es el país invitado en la edición número 36 de Expocomer, la feria comercial más importante de Panamá, que este año se celebra entre el 28 de febrero y el 3 de marzo en un centro de convenciones de la capital y que reúne a más de 500 empresas de una treintena de países.        

“Panamá es nuestro tercer socio comercial con una participación del 5.6 por ciento en las exportaciones totales. Más de 600 empresas costarricenses exportaron (a Panamá) US$598.7 millones en el 2017”, indicó el mandatario.    

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, no pudo acudir al evento porque se encuentra de viaje oficial en los Emiratos Árabes Unidos (EAU).        

En lugar su lugar, acudió a la inauguración el ministro panameño de Gobierno, Álvaro Alemán, quien declaró que la reciente firma del acuerdo de libre comercio entre Centroamérica y Corea del Sur abre la puerta a un mayor intercambio de bienes agrícolas o industriales y cimenta los lazos estratégicos entre ambas regiones.        

“Los panameños pronto tendrán precios más bajos en algunos productos coreanos como electrodomésticos y autos, también varias empresas se instalarán en nuestro país para convertirse en centro regional para la distribución de los productos asiáticos”, explicó Alemán. 

El TLC, que se negoció entre junio de 2015 y noviembre de 2016, fue suscrito el pasado 21 de febrero en Seúl por Panamá, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica. Guatemala, sin embargo, continúa negociando por separado con Corea del Sur una futura adhesión a este TLC. 

“Las empresas panameñas podrán exportar a Corea del Sur productos agrícolas libres del pago de impuestos, como es el caso del café y aceite de palma, crudo y refinado”, añadió el ministro panameño.       

Expocomer es organizada cada año por la Cámara de Comercio, Agricultura e Industrias de Panamá (CCIAP), uno de los principales gremios empresariales del país.        

Su presidente, Inocencio Galindo, destacó que Latinoamérica ha empezado a superar la crisis económica, pero dijo que es necesario fortalecer la institucionalidad para afianzar esa recuperación y fomentar aún más el comercio.        

“La institucionalidad es sin duda uno de los elementos clave en el desarrollo de economías vigorosas, abiertas y participativas, porque genera el entorno necesario para que se de estabilidad social y económica al margen de sobresaltos imprevistos”, aseveró el empresario panameño.