•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) anunció hoy que propondrá ante la Asamblea Nacional, la creación de un fondo de hipotecas aseguradas, para facilitar la adquisición de viviendas nuevas en el país centroamericano. "Esperamos que, a través de una ley, se pueda incorporar con un capital semilla de 5 millones de dólares para iniciar", dijo el presidente de Cadur Héctor Lacayo, a periodistas.

El fondo tiene como objetivo captar a clientes que no pueden comprobar ante los bancos que tienen ingresos suficientes para adquirir un crédito hipotecario, como es el caso de trabajadores del sector informal o quienes reciben remesas del extranjero a nombre de un familiar.

Las personas podrían acceder a una hipoteca asegurada luego de un estudio de su situación económica y el pago de una póliza de seguro por la que desembolsaría el 1 por ciento mensual, "y esto estaría validando en crédito ante el sistema financiero o ante el banco a solicitar", explicó Lacayo.

Los empresarios y entidades bancarias interesadas en crear el fondo le darán forma a la propuesta de ley en las últimas semanas de marzo, afirmó el empresario.

En febrero pasado el sector anunció una oferta de créditos hipotecarios de 180 millones de dólares. La industria urbanizadora de Nicaragua espera crecer entre un 15 por ciento a un 20 por ciento en 2018, ya que calcula vender unas 6.000 viviendas en todo el año.

El déficit habitacional en Nicaragua es de unas 900.000 viviendas, según datos de la Cámara de Urbanizadores.