•  |
  •  |
  • END

La Cuenta Reto del Milenio, CRM, entregó a siete cooperativas de pequeños y medianos empresarios del camarón, en Puerto Morazán, una donación de 13 millones 200 mil larvas del crustáceo para mejorar la producción de los cooperados, al tiempo que se supo que les apoyará con equipos de laboratorios, bombas y motores para garantizar el cambio de agua de los estanques.

La actividad camaronera es una de las fuentes de generación de empleo e ingresos en el municipio de Puerto Morazán, en el departamento de Chinandega. Esta actividad tiene un gran potencial de desarrollo en la región, por lo cual la Cuenta del Milenio les está apoyando para que los empresarios del sector puedan mejorar la producción y comercialización de este producto.

Las larvas de camarón de laboratorio, entregadas por la Cuenta del Milenio a las cooperativas, cinco de ellas de Morazán y dos de Jiquilillo, son de la especie Litopenaeus Vannamei. Esta donación de larvas de camarón tiene el valor de 45 mil dólares.

Para Juan Centeno Díaz, de la cooperativa Santa Fe, conformada por catorce miembros, el aporte de la CRM les permitirá hacer inversiones en mejoramiento de la infraestructura.

“Lo que íbamos a gastar en la compra de los tres millones 200 mil larvas que nos están dando a la cooperativa, lo podremos ocupar para hacer cambios importantes en las pilas e ir mejorando las condiciones y obtener mejores resultados”, destacó Centeno Díaz.

La Cooperativa empezó a cultivar el camarón de forma artesanal en 1991. Desde esa fecha han mejorado la técnica de producción con la inversión en nuevas tecnologías y están produciendo con un sistema semiextensivo.

Cosecha de camarones

Los cooperativistas cosechan un promedio de 80 mil libras de camarón en los dos ciclos de producción durante el invierno, las que comercializan principalmente con dos empresas exportadoras instaladas en el país, y con intermediarios dedicados a abastecer a empresas centroamericanas.

De acuerdo a Juan Vanegas Navarrete, también de la cooperativa Santa Fe, el trabajo del colectivo está centrado en mejorar la calidad de la producción y conseguir mercados directos. Recientemente invirtieron en la reparación de un muro de una de las pilas y en la construcción de una nueva compuerta para realizar el recambio de agua.

Según Vanegas Navarrete, “de esta manera también estamos dando nuestro aporte como cooperativa para que la inversión de la Cuenta del Milenio tenga los resultados que todos esperamos”.

Los miembros de las cooperativas camaroneras socias de la CRM han recibido capacitación en principios de administración, contabilidad básica, manejo de camarón (biología, infraestructura, química del agua, fertilizaciones, alimentación), aspectos ambientales y comercialización, entre otros.