•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ecami es una empresa nicaragüense de planificación, diseño e ingeniería que da acompañamiento completo a sus clientes; tiene alrededor de 30 años de estar funcionando en el país, pero hace 25 empezó a proveer productos y soluciones de energía renovable, principalmente enfocados en energía solar fotovoltaica, que es para generación de electricidad, y de energía solar térmica, que es para el agua caliente. 

Según explica Max Lacayo, gerente general de Ecami, esta empresa atiende desde el sector residencial, aunque su principal cliente es el sector comercial e industrial, con el que trabaja ambos tipos de soluciones.

Ecami es líder en materia de implementación de sistemas solares a nivel comercial e industrial, con proyectos emblemáticos, gracias al ahorro en costos que posibilita la utilización de energía solar, prosigue Lacayo.

Es importante resaltar que con este tipo de generación de energía se utiliza una fuente limpia y amigable con el medioambiente, lo que va de la mano con el tema de la responsabilidad social de las empresas que implementan el sistema.

Por otro lado, Lacayo asegura que los líderes de industrias en Nicaragua se han animado a usar sistema solar y eso da mucha confianza en el mercado nacional, además de que Ecami ha demostrado gran capacidad para instalar proyectos y brindar soluciones definidas.

También reconoce que las condiciones están dadas para utilizar la energía solar, de hecho, los bancos trabajan con créditos verdes, así que basta que el cliente tenga el deseo de ahorrar y también que piense en que este tipo de soluciones prepara para tener un mejor país, pues desde nuestra casa hasta nuestras empresas debemos ser más conscientes con el medioambiente y revertir todo el daño que hemos hecho a nuestro planeta.

¿Cuáles son los beneficios que trae a la industria utilizar la energía solar fotovoltaica?

Obviamente en Nicaragua, y en el resto de la región, los costos de la electricidad son muy altos, por lo tanto, para una industria sus costos de producción se elevan al tener un consumo de electricidad alto. Con energía solar fotovoltaica nosotros podemos cogenerar electricidad, paralelo con la red eléctrica, para que la industria y los comercios puedan ahorrar parte de la energía que están consumiendo. 

Los ahorros pueden ser desde el 20 hasta el 60% del consumo de energía eléctrica, lo que hace que la empresa al tener este ahorro se vuelva más competitiva.

¿El sistema térmico es de uso residencial?

Tanto el sistema fotovoltaico como el térmico lo trabajamos en residencia, industria y comercio. El sistema térmico tiene unas ventajas enormes. Muchas personas o las industrias no toman en cuenta que calentar agua es un gran gasto de energía. Muchas veces hasta el 30% de la factura eléctrica de las casas y hoteles corresponde al proceso de calentamiento de agua. La implementación de sistemas solares térmicos son realmente rentables, se puede ahorrar en una casa hasta 650 dólares anuales.

¿Cómo funciona la generación de la energía solar fotovoltaica?

En el fotovoltaico hay tres tipos de sistemas. Uno es el aislado o fuera de red, que se usa en el campo, donde no hay energía eléctrica. El otro es el de conexión a red para autoconsumo, que son los que más se utilizan en la industria y no tienen batería, generan energía y le ahorran al cliente lo que se aprovecha durante las horas de sol. Trabaja en paralelo de la red. El tercer tipo es el sistema híbrido, en el que se combinan fuentes como baterías, para hacer un mix entre solar, red eléctrica y bancos de baterías. Este último es un poco más costoso, pero es rentable y tener baterías significa tener energía a toda hora. 

¿Cómo están los costos y qué nuevos productos tienen?

Los paneles y el sistema para generar energía solar han tenido reducción de  más de 60% de costo en cinco años, por ello es extremadamente competitiva con otras fuentes de energía y esperamos que llegue a ser más barata que el gas natural.

La siguiente etapa que viene en Ecami es con nuevas tecnologías de baterías de litio y aditivos de nanocarbón con vida útil de hasta 20 años. Te puede durar 20-25 años, porque son productos de última generación