•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varios ministros y viceministros iberoamericanos subrayaron hoy el papel de las micro y pequeñas empresas (mipymes) y explicaron las políticas que sus países desarrollan para favorecer a estas empresas que suponen una amplia mayoría en sus Estados.

En una mesa de debate en el II Foro Iberoamericano de la Mipyme celebrado hoy en Madrid, el ministro de Industria, Comercio y Mipymes de República Dominicana, Nelson Toca, contó que el 98% de las empresas de su país son micro y pequeñas empresas.

Estas compañías generan 2.6 millones de empleos y significan el 39% del Producto Interior Bruto del país, según explicó.

Aseguró que el país caribeño está haciendo "una apuesta importante para resolver la cuestión del financiamiento" de este tipo de empresas, así como en la creación de centros de información integral para que los empresarios puedan realizar los trámite de manera sencilla.

La viceministra de Desarrollo de la Mipyme de Guatemala, Gloria Zarazúa, destacó que en su país hay "veinte emprendedores por cada cien habitantes", el mayor ratio de América Latina.

En ese sentido, explicó que Guatemala promueve un programa específico llamado Emprende Guate y otro para promover la innovación en estas empresas, denominado Innova Guate.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell (i), y la Secretaria General de la Secretaría General Iberoamericana Rebeca Grynspan.

"Seguimos trabajando en pro de una Guatemala más competitiva, en la que el 99% de las empresas son mipymes y estamos promoviendo políticas que apoyen el desarrollo de más y mejores empresas", agregó.

Por su lado, Marcia Montes, viceministra de Economía, Industria y Comercio de Costa Rica, contó que en su país tienen políticas para que las empresas "en su fase de inicio, tengan tarifas diferenciadas de menor costo".

Este tipo de medidas - explicó- van dirigidas a que las empresas puedan entrar en el mercado de la manera más rápida posible pero también para "luchar contra la informalidad" y así los empresarios "puedan incluir a sus empleados en el sistema".

Asimismo, dijo que el Gobierno central acordó, hasta el momento, en 21 de los 81 municipios del país, crear oficinas de "ventanilla única" en el que los y las empresarias de mipymes puedan "en un solo lugar" formalizar trámites o solicitar ayudas.

El viceministro de micro y pequeña empresa de Bolivia, Saturnino Ramos, aseguró que tras la llegada de Evo Morales a la presidencia del país en 2006, el Gobierno boliviano "empezó una pelea permanente por visibilizar nuevos actores económicos, como las mipymes".

"El Estado promovía la industrialización, el 42% de nuestra economía venía de las fronteras (exportaciones) y el 26% de actividades de servicio: nuestro país se estaba volviendo un país consumista", enfatizó.

La presidenta de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa de El Salvador, Ileana Rangel, compartió que en su país existe una alianza entre el sector público, el privado y las universidades para asistir a los empresarios.

"Tenemos 130 asesores, distribuidos territorialmente en centros de atención en los 14 departamentos de El Salvador", algo que no se había hecho antes, cuando eran los empresarios los que tenían que acercarse "a las grandes ciudades".

Rangel también apuntó que el 64% de las mipymes en su país "están lideradas por una mujer", hecho que les ha llevado a "trabajar una metodología diferenciada, no porque sean diferentes, sino porque los contextos, el entorno y los roles que asumen sí lo son".

Por último, el ministro asesor para Políticas y Asuntos Internacionales, Sidhartha Marín, y la asesora Sonia Porras explicaron que desde Nicaragua se están impulsando "políticas de desarrollo y promoción para el empredimiento de pequeños negocios, negocios familiares y mipymes".

El objetivo de estas medidas es - afirmaron - "generar empleo, competitividad, impulsar emprendimientos, reducir la pobreza, mejorar la productividad, promover la seguridad alimentaria y transformar la realidad de los ciudadanos".

Una actividad, que corresponde al 44% de las importaciones, el 70% de la generación del empleo y el 40% del Producto Interior Bruto.