•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hablar de Karla Cuadra implica referirse a una mujer auténtica, de esas que luchan por vencer obstáculos y alcanzar metas.

Se define como firme creyente en que si la gente se quisiera más, el mundo sería mucho mejor. Para ella no existen imposibles si se trabaja con esmero y ahínco.

Se ha convertido en el alma de las fiestas y de los eventos de toda índole, pues desde hace 8 años  se desempeña como wedding planner y hace un año asumió la gerencia del Centro de Convenciones Olof Palme.

En este Día de la Mujer, Cuadra nos comparte con los lectores de El Nuevo Diario cómo ha logrado el éxito. 

¿Cómo es su agenda laboral y personal día a día? 

Mis días empiezan con actitud positiva, organizando mis ideas y prioridades, creando un tiempo para cada cosa importante del trabajo; los nuevos retos, proyectos, recibiendo y conociendo a nuestros clientes, haciéndolos sentir en casa y dejando siempre un tiempo para todos los seres humanos que me hacen mejor. 

¿Por qué decidió trabajar como organizadora de eventos?

Honestamente nunca lo planeé, la primera oferta de trabajo que tuve (diez años atrás) fue ser parte del equipo de producción de una fiesta un 1 de agosto; después de ese día no he dejado los eventos, ellos no me dejan a mí y yo no logro dejarlos a ellos.

¿Cómo ha sido el camino para llegar a establecerse como organizadora de eventos?

Ha sido un largo camino, lleno de obstáculos y retos diarios; toda una aventura; pero el gusto que da ver a tus clientes felices y esas palabras de agradecimiento o algún detalle que nos hacen llegar al final del evento hace que las desveladas, los corre-corre, los momentos de estrés y todo lo que se te pueda ocurrir valga la pena. Esa felicidad final vale toda la pena del mundo.

¿Qué desafíos implica ser wedding planner en Nicaragua?

El desafío más grande es encontrar el punto de equilibrio entre “los sueños y el presupuesto” de mis clientes; esa línea delgada entre estar y sobrepasar las circunstancias y las disponibilidades que tenemos para crear todo lo que deseen. 

¿Cómo ha sido su experiencia como gerente del Centro de Convenciones Olof Palme?

Ha sido una experiencia completamente renovadora, el centro de convenciones nos brinda un espacio nuevo para experimentar con los eventos. Tengo más de 10 años trabajando en eventos y el Olof Palme es la mejor casa que me ha podido acoger. 

¿Cómo ha sido la aceptación del Olof Palme como un centro para eventos? 

Sorprendente, desde el día que tomamos las instalaciones no hemos descansado. El centro de convenciones ha estado en movimiento constante, agradecida siempre con la aceptación del público completo porque desde una pequeña fiesta de 30 invitados hasta un concierto con más de 2,000 personas dentro del centro se ha realizado y eso nos hace irradiar felicidad constante. 

¿Cuál es su mayor satisfacción como mujer a lo largo de su vida?

 Aprender a vivir, me ha tocado enfrentarme a situaciones adversas en mi vida personal y en mi salud, he aprendido a disfrutar todas las etapas de mi vida, aprecio de sobremanera a mi familia y le agradezco a la vida la gente que me ha puesto alrededor para aprender a sortearla.

¿Qué mensaje le daría a las mujeres en su día?                              

Estamos conscientes de los espacios ganados en todo ámbito, ya sea político, social, laboral, cultural, religioso, etc., y a pesar de los muchos obstáculos y las barreras impuestas por la sociedad, las mujeres hemos demostrado la igualdad de condición y operación, que les es entregada por su calidad de ser humano. No se podría afirmar que la mujer asume un solo rol, ya que las mujeres actuales son consideradas totalmente multifuncionales, sigámonos apoyando y validando para lograr nuestras metas.