•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque se perciben avances en la incorporación de las mujeres a los espacios gremiales en Nicaragua, y en general a la actividad económica del país, aún hay “una gran brecha” por reducir en materia de igualdad de género.

De eso conversarán este mediodía María Germania Carrión, presidenta del Congreso de Mujeres Líderes de Nicaragua; Hilaria Salinas, presidenta de la Red de Empresarias de Nicaragua (REN); y María Nelly Rivas, presidenta de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), durante el panel “Mujeres, gremialidad y desarrollo”, en un hotel capitalino.

De acuerdo con Salinas, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) determinó que un 48% de las mujeres nicaragüenses económicamente activas participaron en la actividad económica del país en el 2017.

María Nelly Rivas, presidenta de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham).

“Hoy en día, el 48% de las mujeres, económicamente ac-tivas, participan de la fuerza laboral, versus el 44% en 2016. Ahí se pueden ver los avances que se están dando en cuanto a participación de la mujer”, indicó. Sin embargo, la líder de la REN señaló que “obviamente hay mucho trabajo por hacer” para reducir la “todavía gran brecha” de género de Nicaragua. 

Este país aún está muy por debajo en participación de la mujer en la actividad económica, en comparación con países como Perú y Colombia, los que según la Cepal tuvieron un porcentaje de 63% y 58%, respectivamente, comparó la empresaria.

“No estamos diciendo que ya no hay trabajo por hacer. Por supuesto que sí. Todavía hay una gran brecha de género y por eso es que este encuentro del 8 de marzo es tan importante, porque a la luz de una brecha de género en lo laboral tenemos que juntar fuerzas y concentrar esfuerzos”, opinó Salinas, quien lanzó un llamado a la unidad para obtener un mayor impacto.

“Hay varias organizaciones que promueven estos temas, pero todas tienen recursos limitados. Y cuando los estamos invirtiendo de forma separada, el impacto es menor. Entonces, la idea es crear esa unión para tener un mayor impacto en la sociedad”, sostuvo.

María Germania Carrión, presidenta del Congreso de Mujeres Líderes de Nicaragua.

Carrión dijo que en el panel, que será moderado por el director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), Juan Sebastián Chamorro, hablarán sobre cómo las mujeres han venido ganando esos espacios en distintos sectores del país y los retos que tienen por delante.

En organismos empresariales

Como ejemplo, dijo que actualmente el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), cuenta con seis mujeres como presidentas de las 26 cámaras y asociaciones afiliadas. Es decir, que un 23% de las cámaras y asociaciones de la máxima cúpula empresarial de Nicaragua son lideradas por mujeres. Asimismo, refirió que el 38% de todas las directoras ejecutivas de las organizaciones que conforman el Cosep son mujeres.

“Hoy escuchás que hay muchas organizaciones para fomentar el empoderamiento de las mujeres, para capacitar a las mujeres, para motivar a las mujeres, para apoyar el trabajo que las mujeres están haciendo, para visibilizar mucho más el trabajo que están haciendo. El 57% de los microcréditos están en manos de las mujeres. Hoy en día, las mujeres están, creo yo, ‘bastante visibles’ y se están ganando los espacios con trabajo, con respeto, con educación, con fuerzas, con capacidad y liderazgo”, expresó Carrión.

Hilaria Salinas, presidenta de la Red de Empresarias de Nicaragua (REN).

Unidas

Hilaria Salinas destacó que los objetivos principales del panel de este mediodía es demostrar que todas las organizaciones empresariales donde hay líderes mujeres están unidas y visibilizar el esfuerzo que hacen para que las mujeres participen en esos eventos y en el desarrollo del país.

“En AmCham, ahora el 35% de la junta directiva está compuesta por mujeres; en el Cosep, anda por un 25%. Andan cerca (en esos porcentajes) las dos organizaciones. Y la REN, que es a la que yo represento, tiene ya desde el 2011 de estar promoviendo el desarrollo de la mujer a través de la independencia económica”, dijo Salinas.

La presidenta de la REN manifestó que “las mujeres en nuestro país están concentradas en las mipymes”.

María Nelly Rivas, presidenta de AmCham, también valoró que en el país sí hay avances en incorporar a las mujeres a la gremialidad, sin embargo, consideró que es “importante que más mujeres tengan roles de liderazgo en las diferentes cámaras”.

“Pero no por un tema de que estén presentes, sino que está comprobado, por estudios que han hecho importantes firmas consultoras, sobre cómo el tener una fuerza laboral diversa con mujeres calificadas, las compañías tienen mejores resultados económicos”, expuso Rivas.

Otro aspecto que mencionó la presidenta de AmCham, es que se debe asegurar dentro de las políticas institucionales que exista un compromiso para incluir mujeres, debido a que eso significa que las organizaciones son más competitivas.

“En los estatutos de AmCham está claro que se trabaja por la equidad de género, es parte de nuestro compromiso, es importante que al tener ese enunciado también se den las condiciones para facilitar la participación, asegurar a que se incentive a las mujeres a participar”, indicó la presidenta de AmCham.

Carrión, que ha liderado dos congresos de mujeres empresariales en 2016 y 2017, recordó que las mujeres en promedio tienen un 30% menos de los salarios que ganan los hombres, pese a que desempeñan los mismos cargos, con las mismas calificaciones y las mismas responsabilidades. Dijo que las brechas salariales persisten en todo el mundo.

En ese sentido, dijo que las mujeres deben empoderarse: “Creer en sí mismas, saber cuáles son sus derechos, saber lo que es violencia, lo que no es violencia y que por sí sola puede sobresalir”, para romper esas “barreras”.

Carrión explicó que una de las limitantes de la mujer es que juega un papel “multirrol” en la sociedad.

Capacitación y política de género

La Red de Empresarias  de Nicaragua, junto con Funides, realizó un “proceso consultivo” en el que participaron aproximadamente 60 mujeres, de distintos sectores económicos, centros de pensamiento y organizaciones que procuran el desarrollo de la mujer.

De ese trabajo, según Salinas, se determinó que las mujeres necesitan trabajar en tres ejes importantes: capacitación de las mujeres empresarias, que las empresas adopten políticas de género y una mayor colaboración en las creación de iniciativas de leyes económicas del país.

Refirió que el 15 de este mes se realizará la primera capacitación sobre registro de marcas y el 23, otra sobre incentivo fiscales. A lo largo del año, organizarán otras sobre contabilidad, el uso de las nuevas tecnologías, el acceso a las exoneraciones fiscales, creación de presupuestos, entre otros temas.

Salinas, presidenta de la REN, destacó que el 40% de las mujeres que participaron en esa consulta eran del sector mipyme.

Sobre el segundo eje en el que trabajarán las mujeres, Salinas dijo que “una política de género lo que hace es reconocer que existe una brecha de género y tomar medidas que ayuden a disminuirla”. Ejemplificó que una política de género es que “tanto hombres como mujeres puedan tener ascensos”.

Asimismo, subrayó que varias empresas del sector vivienda han adoptado políticas en contra del acoso callejero y han puesto rótulos en sus proyectos, que dicen que “está prohibido acosar tanto a mujeres que pasen como a las mujeres que trabajan ahí”. Agregó que esa política ha tenido una buena acogida de la población.

Por otro lado, Hilaria Salinas comentó que el año pasado la REN participó en la Ley de Garantías Mobiliarias, “que es muy importante para que las mipymes accedan a créditos y es una muy buena herramienta”.

“Vamos a seguir trabajando para que la Ley de Cuota Fija permita que se vuelva más interesante para el sector informal ser formal”, aseveró.