•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Brasil, principal productor y abastecedor de café en el mundo, exportó en febrero 2.3 millones de sacos de 60 kilos del grano, un volumen 9.1% menor respecto al mismo mes del año pasado, informaron ayer representantes del sector.

Según datos del Consejo de los Exportadores de Café de Brasil (Cecafé), en el acumulado del año, el gigante latinoamericano exportó unos cinco millones de sacos, 3.8% menos frente a los dos primeros meses del año anterior. 

Ingresos 

En facturación, las exportaciones del mes representaron ingresos para el país por US$377.2 millones. 

“Los resultados de ese mes se encuentran dentro del previsto, con exportaciones más modestas, pero preservando la fuerte participación de Brasil en las exportaciones mundiales”, explicó en un comunicado el presidente de Cecafé, Nelson Carvalhaes.

El dirigente también expresó que las cifras deberán mantener ese ritmo hasta la entrada de la nueva cosecha en julio, cuando “se estima un posible incremento en las exportaciones”.        El tipo de café más comercializado fue el arábigo, con el 89.1% del volumen total de exportaciones, seguido del café soluble (10%) y robusta (0.9%).        

Al igual que el año pasado, Alemania ocupó el primer puesto del ranking importador con la adquisición de 933,606 sacos, que representan el 18.5% del total exportado. Le siguen Estados Unidos con 866,299 (17.2%), Italia con 562,363 sacos (11.2%), Japón con 419,670 (8.3%) y Bélgica con 303,294 sacos (6%).

Cafés diferenciados

Durante el período se destacó el crecimiento de las exportaciones de cafés diferenciados, que alcanzaron los 942,326 sacos en el primer bimestre de 2018, un 25% más que el volumen registrado en el mismo período del año anterior. 

Los principales destinos fueron Estados Unidos (246,244 sacos), Alemania (133,510  sacos) y Bélgica (102,051 sacos).