•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, aseguró ayer que la Unión Europea (UE) no tiene “miedo” de los “matones” proteccionistas, en un momento en que el presidente estadounidense Donald Trump amenaza con aumentar los aranceles a los productos siderúrgicos europeos.

“Recientemente, hemos visto cómo (el comercio) se usa como un arma para amenazarnos e intimidarnos. Pero no tenemos miedo, nos defenderemos de los matones”, afirmó Malmström durante un discurso en Bruselas sobre el comercio sustentable.

Desde que Trump anunciara el aumento de los aranceles hasta un 25% para el acero y hasta un 10% al aluminio, que deben entrar en vigor la próxima semana, la UE intenta que Washington exonere de esta medida a las exportaciones europeas como hizo con México y Canadá.

“Somos estrechos aliados de Estados Unidos. La UE debería estar exenta”, reiteró este lunes el vocero de la Comisión Europea, Enrico Brivio.

Por ahora, los reclamos de la UE parecen no funcionar. Para evitar el aumento de aranceles, Trump urgió el sábado a la UE a bajar sus “horribles barreras y tarifas a los productos estadounidenses que ingresan” al bloque, amenazando incluso con aumentar la imposición a sus vehículos, buque insignia de Alemania.

En un nuevo tuit este lunes, el presidente estadounidense aseguró que su secretario de Comercio, Wilbur Ross, discutiría con representantes europeos sobre “la eliminación de importantes barreras aduaneras y aranceles que se aplican contra Estados Unidos”.

De confirmarse las tarifas para el acero y el aluminio, los europeos ya prepararon una estrategia de respuesta, que pasa por aumentar los derechos de aduanas a productos emblemáticos estadounidenses, así como por la adopción de medidas de salvaguardia para proteger la industria siderúrgica europea.