•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Empresarios nicaragüenses descartan que la marca Juan Valdez sea una amenaza para el café de Nicaragua, cuando entre al país esta semana. Sí admiten que habrá una competencia fuerte.

“En los mercados globalizados de hoy es común que nos aparezcan competidores de otros países. Igual es nuestra meta, también poder competir en el mercado global. Nuestra categoría es una ya competida y nos seguiremos esforzando para mantener una posición de liderazgo”, dice Gian Marco Palazio, presidente de Café Las Flores.

Una opinión similar expresan Carlos Bendaña, presidente de la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN); Aura Lila Sevilla, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN); el productor Henry Hüeck, con fincas de café en Matagalpa, Jinotega y Nueva Segovia; y el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Guillermo Jacoby.

 107 muestras competirán en la Taza a la Excelencia

La empresa Distribuidora César Guerrero S.A. (Dicegsa) informó a El Nuevo Diario que desde este mes distribuirá el café Juan Valdez, una marca colombiana que se ha posicionado bien en varios mercados internacionales.

El nuevo café importado estará de inicio en los supermercados del país y en el aeropuerto internacional de Managua, con la meta de ser distribuido en, al menos, 120 puntos comerciales.

Palazio agregó que su empresa tendrá la oportunidad de demostrar en el mercado nicaragüense que Café Las Flores es una marca de calidad global y que “no hay que comprar un producto importado para tener una experiencia de excelencia todos los días”.El café colombiano llega al mercado nica. Archivo/END

“No representa una amenaza, porque nuestros cafés son sumamente competitivos. Como yo siempre he dicho, el café de Nicaragua es el mejor que hay en el mundo; por ende, ningún otro café que venga al mercado nacional nos vendrá a hacer ruidos. Todo lo contrario, se le da la bienvenida, porque hay libre mercado y, asimismo, nosotros también podemos incursionar en el mercado de Colombia”, comentó Carlos Bendaña, presidente de ACEN.

Mejorar la agroindustria

Aura Lila Sevilla, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), recordó que Nicaragua tiene una economía de libre mercado. “En una economía abierta, la competencia siempre es sana y nos hace ser más competitivo en cuanto a precios y calidad. Nosotros, como productores, no vemos una amenaza porque igual hemos estado, aunque no tan abiertamente, en un proceso de promover un consumo de café de calidad”, explica.

 Caen exportaciones de café de Brasil

La representante del sector cafetalero sostiene que los empresarios de Nicaragua deben tomar como un reto la presencia de una marca extranjera, como Juan Valdez, y mejorar la agroindustria del café.

Sugiere trabajar en la presentación de los cafés que se venden en el país, en el registro de las marcas y en los registros sanitarios, entre otros aspectos.

Sevilla dice que la agroindustria del café de Nicaragua se limita a vender café tostado o molido, y las cafeterías a un menú de bebidas calientes o frías a base de café. En cambio, en países como Colombia y Brasil existen diferentes tipos de presentaciones del producto y una oferta de bebidas más diversificada.

Las ventajas

Sevilla afirma que el café nicaragüense tiene puntos a favor, para competir con Juan Valdez. En primer lugar, “producimos un café de muy buena calidad. La diferencia es que ellos se saben mercadear, saben sacarle provecho a esa calidad”, destacó.120 puntos de venta de esa marca colombiana de café se instalarán en el país. Archivo/END

Además, “los turistas que vienen al país quieren llevarse algo autóctono de Nicaragua, por lo tanto, si quieren llevar café, llevarán café nicaragüense”.

El productor Henry Hüeck dice que la marca de café colombiano tiene bastante ventaja por la promoción que ha tenido a nivel mundial, un aspecto del que Nicaragua debería aprender para potenciar el café nicaragüense.

“Nosotros deberíamos mejorar nuestra marca”, enfatizó Hüeck.

Recordó que en el 2003 fue lanzada la marca “Café de Nicaragua, a la esencia de nuestra gente”. Sin embargo, por malos manejos y falta de fondos no se le dio seguimiento.

“Café de Nicaragua, la esencia de nuestra gente era una marca que la podía usar cualquiera, cualquier producto, era nuestra marca país. Colombia ha promovido a Juan Valdez desde hace 50 años”, indicó Hüeck.

El productor considera bueno que la marca de café colombiano entre al mercado nicaragüense. “Tenemos que competir, no lo veo mal, ahora es más competencia y deberíamos de aprender de otras marcas”, opinó.

 Crearán una comisión para el sector cafetalero

Palazio, presidente de Café Las Flores, considera que la introducción de la marca Juan Valdez traerá más opciones e información al cliente nicaragüense.

“Nuestra intención es siempre proveer la mejor posible experiencia dentro de lo que permiten las economías, innovando y refinando en cada momento. Café Las Flores se enfoca en ser ‘El Café de Nuestra Tierra’ y de representar lo mejor de Nicaragua ante el mundo”, dice Palazio.

El consumidor

El presidente de Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Guillermo Jacoby, opina que, al entrar al mercado nicaragüense la marca colombiana, se beneficiará al consumidor porque “tendrá alternativas” de café.

“Lo más importante, cuando vienen marcas, es que se encuentra con marcas locales. Juan Valdez viene a competir con un mercado cafetero, como es el de Nicaragua”, señala el presidente de APEN. “Si Juan Valdez logra posicionarse en el gusto de los nicas, saldrá adelante”.

Juan Valdez competirá con las marcas de café de calidad que ofrece Nicaragua. Por eso, Carlos Bendaña, presidente de ACEN, indica que las marcas de café nicaragüense ya tienen su mercado establecido.

“Lógicamente le pone cierta presión, a todos nosotros (caficultores), para que ofrezcamos una mejor calidad, un mejor producto y seamos más eficientes en la elaboración de un producto ideal”, expresó.

“Definitivamente, el consumo de café en Nicaragua, a nivel per cápita está excesivamente bajo. A nivel centroamericano anda en promedio arriba de tres kilos, en Nicaragua anda por 2.2 kilos aproximadamente. Pero, sí considero que cada día va aumentando y el cliente exige más calidad en el café”, aseveró.

Dicegsa presentará la marca Juan Valdez este jueves. De entrada tiene el plan de distribuirlo en 50 puntos de venta y entre sus clientes espera tener “principalmente los jóvenes”.

Se proponen ofrecer café “de una manera más experiencial, con métodos de preparación artesanales, curiosos de descubrir los diferenciales y la calidad de la bebida, es por esta razón que creemos que Juan Valdez tendrá gran acogida por la población nicaragüense”, informó el importador, Dicegsa.