•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los lácteos han experimentado un ligero descenso en sus precios, lo que ha traído un leve alivio económico para los consumidores.

En varios puestos de venta, en el centro de la ciudad de Estelí, la libra de queso sin descremar, que la semana pasada, se cotizaba a C$65 y C$67, ahora se encuentra en C$60 y hasta C$58. 

Jorge Benavides, uno de los vendedores de lácteos, confirmó que hubo una rebaja en los precios de esos productos.

“A quienes nosotros les compramos son de lugares alejados del norte, como Matiguás, Río Blanco y otros, en esos lugares según nos contaron han caído chubascos que hacen que el pasto reverdezca y el ganado lechero tenga más qué comer”, dijo Róger López, otro vendedor de lácteos en Estelí, quien añadió que la crema que antes la vendía en C$55 ahora la tiene en C$50 y hasta en C$48.

“Otras alternativas”

Alicia Rodríguez, María García y José Ríos, todos consumidores, dijeron que el problema es que a veces le ponen el precio a la cuajada igual que el queso. 

“Por eso como consumidores estamos buscando otras alternativas”, expresaron. 

“Como ahora el precio de los lácteos, se ha incrementado y el de las verduras bajó, estamos sustituyéndolo y muchas veces es hasta más sano para los niños”, detalló María García Rizo.

Rosalía Talavera, por su parte, añadió que buscan la manera de sustituir la leche de vaca por la soya, con la que también hace cuajada. “El gusto de la cuajada es un poco diferente, pero pasa, (es aceptable al paladar)”, expresó.