•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La empresa suiza Frutco de las Américas S.A., la subsidiaria nicaragüense Chimaco S.A. y el grupo empresarial Coen, de Nicaragua, realizan una inversión inicial de US$7.3 millones para producir y procesar maracuyá o calala, y luego exportarla al mercado internacional.

 Falta de innovación frena crecimiento de pymes

La inversión total estimada en los próximos dos años será de US$20 millones. De esta cifra, el grupo Frutco de las Américas S.A. invertirá US$11 millones para cubrir el costo de una planta procesadora estimada en US$4.5 millones; US$1.5 millones se destinarán para financiar una plantación orgánica, US$500 mil en plantación de la guayaba, US$650 mil en capacitación y plantación demostrativa de maracuyá y US$2 millones en la adquisición de la tierra, mientras el grupo Coen invertirá US$9 millones.​

 “Las empresas coreanas ampliarán las inversiones en sectores competitivos”

Álvaro Baltodano, delegado presidencial para las Inversiones, afirmó este lunes que la plantación de 18 hectáreas de maracuyá es una inversión agroindustrial que viene a innovar y transformar el agro nicaragüense. En el país ya se conocen otras experiencias agroindustriales como la palma africana, el cacao y la yuca, está última es destinada al procesamiento de almidón. “Estamos viendo diferentes iniciativas agroindustriales y estamos trabajando con algunos grupos que tienen siembras de piña en Costa Rica, que están visitando Nicaragua y que ven la posibilidad de sembrar piña en el Caribe con el mismo objetivo de llegar al procesamiento del producto, situación que nos está dando saltos importantes en la agricultura y agroindustria”, expresó BaltodanoAlvaro Baltodano, delegado para las inversiones, recorrió la finca. José Luis González/END

durante una gira de campo en la finca experimental Demo Farm, de 30 manzanas, en Chinandega. Se proyecta que de esta finca experimental, salgan las plantas que pequeños y medianos productores demanden para la siembra de 1,000 hectáreas de maracuyá. El grupo de inversionistas sembrará unas 25 hectáreas.

Planta en Julio

Añadió que la planta procesadora comenzará a instalarse en el país en julio próximo y se espera que para inicios de 2019 inicie operaciones. La demanda de esta fruta requerirá incrementar las áreas de siembra, lo que levanta entusiasmo entre productores de la zonas de León, Chinandega, Matagalpa, Managua y Carazo, que son “zonas donde se pretende obtener el producto necesario para que la fábrica funcione”, expresó Baltodano.

 Canadienses construyen complejo turístico de US$20 millones

En tanto, Juan Fernando Ramírez, gerente general de la empresa Chimaco S.A., afirmó que van a generar alrededor de 1,500 fuentes de empleos, de las cuales, 120 serán en la fábrica y el resto en las fincas agropecuarias.

Ramírez indicó que la empresa tendrá capacidad para procesar 30,000 toneladas de maracuyá y 8,000 de puré de banano, que serán exportadas a Europa y Estados Unidos (80%), y otros países como Japón (20%).

Buena tierra y mano de obra

Por su lado, Claudia Laueder, presidenta de la empresa Chimaco S.A., afirmó que Nicaragua posee buenas tierras y cuenta con excelente mano de obra calificada. 

“Nicaragua es un país seguro y un sitio ideal para la inversión extranjera”, calificó Laueder, quien se mostró optimista de haber invertido en el país y de haber encontrado socios que conocen de agricultura.Campesinos elaborando los viveros. José Luis González/END

Al respecto, Renzo Coen, representante del grupo Coen en Chinandega, explicó que están comprometidos con Nicaragua en seguir invirtiendo. 

  INTA inaugura moderno centro tecnológico de producción de cacao fino

“El cultivo de maracuyá es una alternativa para los productores, las bondades son inmensas, porque al salirse de los cultivos tradicionales e incursionar en el no tradicional, se abren los mercados y es una fuerte potencial para el futuro de Nicaragua”, resaltó Coen, quien aseguró que los productos nicaragüenses tienen la calidad que exige el mercado internacional.