•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sistema financiero de Nicaragua está entrando en una nueva etapa de consolidación. En este contexto, una entidad bancaria pequeña, Banco Procredit, antes de capital extranjero, fue adquirida hace unos meses por el Grupo Pellas, después de pasar por un largo proceso de venta en el que el ente regulador le negó la compra  a dos oferentes previos, que fueron el Grupo Terra, liderado por el empresario Freddy Nasser, y el Grupo Atlántida, liderado por el banquero Guillermo Bueso, ambos de origen hondureño.

Otra entidad que está también en venta, según algunos medios de comunicación, es el Banco de Finanzas (BDF), un banco mediano en el que los principales accionistas son el panameño Stanley Motta, a través de la aseguradora ASSA, y el Ejército de Nicaragua, a través del Instituto de Prevención Social Militar (IPSM). En este, el Grupo Pellas también parece estar interesado en adquirirlo, y estaría compitiendo con otros tres ofertantes entre los que nuevamente figuran el Grupo Terra de Nasser y el Grupo Atlántida liderado por Bueso, además del Grupo Ficohsa, presidido por el hondureño Camilo Atala, el cual ya tiene presencia en el país, luego de adquirir hace unos años la operación de consumo de Citibank en Nicaragua.

Con la compra del Banco Procredit, ahora transformado en Avanz, Carlos Pellas se reinserta en la industria bancaria nacional y propone una iniciativa innovadora, principalmente enfocada en las pequeñas y medianas empresas, para competir en una industria bancaria muy competitiva, concentrada mayoritariamente en tres entidades, Banpro del Grupo Promerica, Bancentro del Grupo Lafise y Bac Credomatic del grupo colombiano Aval, que juntos aglomeran más del 80% y que también compiten en el sector pymes, como parte de sus estrategias de banca universal.

Carlos Pellas Chamorro, presidente del grupo pellas. Cortesía/END

Con motivo de la inauguración de Avanz, anoche, Carlos Pellas y Adolfo McGregor respondieron preguntas a EL NUEVO DIARIO.

¿Por qué su grupo volvió al negocio de la banca en Nicaragua?

Nosotros tenemos una larga tradición de presencia en la industria financiera, tanto en Nicaragua como en Centroamérica y Estados Unidos. Con base en esta experiencia, decidimos aprovechar la oportunidad que se nos presentaba con la adquisición de ProCredit, para plasmar nuestro concepto de una institución financiera que contribuya de manera efectiva a profundizar la bancarización en Nicaragua, apoyándonos en la evolución de nuevas tecnologías. Creemos que los bancos se deben convertir más en asesores financieros que en vendedores de productos bancarios. 

Procredit, el banco que compró, estaba enfocado en pequeñas empresas. ¿Qué giro le darán ustedes?

Las pequeñas y medianas empresas significan el 80 por ciento del empleo de Nicaragua. La realidad es que las empresas grandes representan poco en relación a la empleomanía del país. Si las pymes crecen, Nicaragua crece. Continuaremos apoyando a las pymes, el mercado tradicional del banco, y potenciaremos y modernizaremos este enfoque de negocios con el fin de contribuir a dinamizar la economía. Ampliaremos el modelo de negocios de Avanz para ofrecer nuevos productos y servicios, mediante la implementación de tecnologías novedosas en nuestras operaciones.

¿Cuál es el sentido del nuevo nombre, Avanz?

Avanz, tal como su logo lo simboliza, muestra dos flechas convergiendo, una de ellas representa la tradición y la experiencia que tenemos en la banca, y la otra, la tecnología y la innovación que caracteriza a las empresas del Grupo Pellas.

La expansión del crédito puede hacer que aumente la productividad en un país. ¿Qué incidencia tendría este nuevo banco en los sectores productivos de Nicaragua?

Nicaragua tiene un largo camino que recorrer en lo que se refiere a la bancarización, la que no llega al 15%, siendo nuestro país uno de los más atrasados en este campo en América Latina. Eso tiene muchas repercusiones negativas para la realización de negocios, el aprovechamiento de nuevas oportunidades como el comercio en línea. Permitir a todos los nicaragüenses que tengan acceso a los servicios bancarios puede tener un enorme impacto en el desarrollo económico y social de Nicaragua.

Las pequeñas y medianas empresas significan el 80 por ciento del empleo de Nicaragua, afirma el empresario. Alejandro Sánchez/END

Se ha planteado la necesidad de que la economía de Nicaragua crezca más de 5% y llegue a 8%. ¿Qué factores están impidiendo un crecimiento mayor del PIB?

Se conjugan diferentes aspectos que están incidiendo negativamente, tales como seguir produciendo los mismos productos tradicionales, ausencia de valor agregado en lo que producimos y una insuficiente implementación de nuevas tecnologías para lo que una cultura de la innovación es absolutamente indispensable. Tenemos que valorar todos aquellos aspectos que son necesarios para atraer inversiones, apropiarnos de la innovación y aprovechar las ventajas comparativas que como país tenemos. Finalmente, el desarrollo económico y por ende social del país debe ser un tema convocante que aglutine a todos los nicaragüenses, independientemente de posicionamientos políticos y reivindicaciones sectoriales.

Su grupo está en diferentes ámbitos: agro, turismo, industria… ¿Cómo avanza el país en cuanto a tecnología e innovación, en relación con el resto de Centroamérica?

Nuestro grupo viene insistiendo sobre este tema desde hace ya bastante tiempo, tan es así que ha sido objeto central de reflexión en varios de nuestros encuentros ejecutivos. Yo diría que toda Centroamérica está bastante atrasada en innovación. Esto es muy preocupante, ya que ahora estamos en la era del conocimiento, por lo que los países que logren ir a la vanguardia de la innovación tecnológica, serán los que tendrán la capacidad de crear grandes oportunidades para sus ciudadanos. 

Adolfo McGregor, presidente del nuevo Avanz. Cortesía/END

McGregor: “La poca bancarización es una oportunidad para todos”

El presidente del nuevo Avanz, Adolfo McGregor, dice que este banco no tiene cajeros, tiene asesores que se concentrarán en el cliente.

¿Qué podemos esperar de Avanz en cuanto a modernidad en servicio al cliente?

Avanz tiene un modelo de negocio que se concentra en el cliente y no en productos, como lo acostumbran la mayoría de los bancos. El cliente podrá tener una experiencia personalizada según sus deseos y necesidades, o sea “a su manera” y podrán transar con el banco 24/7 con mayor flexibilidad.

¿En qué se diferenciará del resto de bancos que operan en Nicaragua?

Avanz tiene varios grandes diferenciadores. Nosotros tenemos asesores y no cajeros. Esto le permite al cliente tener una experiencia única y opciones transaccionales diferentes que las que encuentra en otros bancos del sistema. También nos especializamos en las pymes, lo que nos permite atenderlas de forma más accesible, rápida y completa. El uso de la tecnología, en un modelo de negocio centrado en el cliente, será otro gran diferenciador.

Se hizo público que el Banco de Finanzas está en venta. ¿Cuánto interés tiene su grupo en competir por esta adquisición?

Es del dominio público que el BDF está en venta. Estos son procesos que tienen todo tipo de requisitos complejos que incluyen el de la confidencialidad. Si algo concreto se llegara a dar por parte de nuestro grupo, entonces, haríamos los comentarios correspondientes.

¿Ve algunas ventajas en el sistema financiero nicaragüense, en comparación a los de los otros países de Centroamérica?

El sistema financiero en Nicaragua es robusto, con un alto nivel de supervisión y regulación. Esto permite mantener la fortaleza del sistema. Yo diría que el bajo nivel de bancarización en Nicaragua, independientemente de la carga negativa que le representa al país, es una oportunidad para todos los bancos del sistema para seguir creciendo en el número de clientes y productos/servicios.​

La decisión de su grupo de volver al negocio de la banca, ¿tiene que ver con alguna proyección del crecimiento económico de Nicaragua?

El Grupo Pellas siempre ha creído en Nicaragua. Nuestra experiencia, tanto en el mundo financiero como en el empresarial, pensamos que nos permite contribuir de manera especial al desarrollo del sector bancario y en general al crecimiento económico del país. La especialización de Avanz en las pymes, que son el motor de la economía nicaragüense, representa en ese sentido una contribución muy importante.

¿En qué sectores debería enfocarse más el financiamiento, considerando ventajas de desarrollo y productividad?

Nuestro enfoque no solo será en la pyme tradicional, sino también en otras áreas de crecimiento, incluyendo pequeños productores, turismo, servicios, etc., además de la banca de Personas. En Avanz creemos que con un modelo concentrado en el cliente y el uso de la tecnología, podremos contribuir a ampliar los horizontes de los nicaragüenses, tanto de aquellos que ya son clientes del sistema financiero como los que aún no lo son.
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus