• |
  • |
  • AFP

El director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, afirmó hoy que la crisis económica mundial está "lejos de terminar" y que la recuperación vendrá de Estados Unidos. "A pesar de las señales rojas, y de otras que han pasado al verde, la crisis está lejos de terminar", declaró en una conferencia de prensa en Washington, antes de las reuniones de primavera del FMI.

"Seguimos creyendo que la reanudación del crecimiento puede ocurrir en el primer semestre de 2010", añadió, al día siguiente a la publicación de previsiones corregidas de la institución sobre el crecimiento económico mundial. El Fondo prevé que el producto interno bruto mundial se contraerá 1,3% este año, antes de crecer 1,9% el año próximo, pese a un estancamiento en todos los grandes países desarrollados.

"El comienzo de la recuperación debe venir de Estados Unidos, vendrá de Estados Unidos", estimó Strauss-Kahn. "Creo que la recuperación puede llegar más bien rápidamente en América Latina, en cuanto se produzca en los países avanzados", declaró el jefe del Fondo.

Los sistemas financieros en la región no han sido tan afectados por la crisis, recordó Strauss-Kahn en un encuentro previo al inicio de la reunión de primavera (boreal) del FMI y el Banco Mundial, este fin de semana en Washington. "Aunque todo esto obviamente es muy incierto, la situación en Sudamérica no es la peor del planeta", añadió Strauss-Kahn, tras mencionar los índices de crecimiento negativos en Brasil o Argentina. El Fondo prevé una contracción del 1,5% este año para América Latina, y una recuperación de apenas el 1,6% en 2010.

Ampliación de capital como alternativa
Dentro de las reformas internas que contempla el FMI, tras el aumento de fondos aprobado por los países ricos y emergentes del G20 en Londres y la reorganización de sus cuotas de poder, la entidad está dispuesta a reforzar sus instrumentos de análisis. "Estamos trabajando en una nueva clase de alertas (...) en la detección de riesgo en algunas partes del mundo", dijo. "Por supuesto, las alertas significan que tenemos que estar dispuestos a nombrar y criticar, sino no tiene sentido", añadió Strauss-Kahn.

Todos los países piden esa clase de advertencias, pero los gobiernos luego se muestran irritados, recordó Strauss-Kahn. El Fondo no solamente está llevando a cabo reformas internas y ampliando capital, sino que también está creando nuevas líneas de crédito, como la que solicitaron México, Polonia y Colombia. La nueva Línea Flexible de Crédito (LFC) creada el mes pasado, "debería suministrar más confianza a los países" que la pidieron, señaló John Lipsky, subdirector gerente del Fondo.