elnuevodiario.com.ni
  • |
  • |
  • AFP

Representantes de los países centroamericanos y de la Unión Europea se reunieron hoy en Bruselas para encarar la recta final de las negociaciones para un Acuerdo de Asociación, que podría alcanzarse en la próxima cita en julio en Honduras, según el vicecanciller nicaragüense. "Esperamos cerrar el calendario de negociaciones el viernes, último día de la reunión, y así poder concluir las tratativas en la octava ronda en julio, en Honduras", afirmó el vicecanciller y jefe negociador nicaragüense, Manuel Coronel.

Por otra parte, agregó que salieron satisfechos de la reunión de hoy "porque la cuestión del fondo va a entrar como parte del acuerdo". "Los detalles del fondo se discutirán a través de un análisis a cargo de los países centroamericanos cuyos presidentes darían su visto bueno el próximo 20 de mayo", completó.

La reunión fue "muy bien", dijeron a su vez fuentes de la Unión Europea (UE), sin adelantar detalles. "Esperaremos el final de la reunión", el viernes, para dar cuenta de los resultados de los debates con los jefes negociadores de la región, señalaron.

Responsables de la Comisión Europea y de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua se dieron cita en Bruselas para relanzar las negociaciones sobre su Acuerdo de Asociación, truncadas a inicios de este mes por divergencias con la delegación nacional. Nicaragua se había retirado de los debates durante la VII ronda celebrada en Tegucigalpa, por la oposición de sus interlocutores a un multimillonario fondo de inversiones. Bruselas no se opone a la idea, pero declina financiar dicho fondo en un 90%, como había exigido Nicaragua en Tegucigalpa, al estimar que "debe ser propiedad de América Central", según las fuentes comunitarias.

Después de una reunión de los presidentes de la región el pasado domingo en Trinidad y Tobago, en el marco de la Vª Cumbre de las Américas, Nicaragua decidió volver a la mesa. "Vamos a trabajar intensamente sobre los temas" todavía pendientes, "sobre todo en el ámbito comercial y político", aseguró Coronel. Entre las cuestiones pendientes enumeró el "acceso a los mercados y que los productos puedan entrar en todos los países", con lo que hay que resolver cuestiones "técnicas y sanitarias".

El embajador en Bruselas y jefe negociador costarricense, Roberto Echandi, había adelantado ayer que la reunión estaría destinada a acordar un "calendario", de forma a "concluir las negociaciones en el primer semestre" del año y preparar la firma del acuerdo para "principios de 2010". No obstante, hizo hincapié en la necesidad de que Bruselas se muestre "flexible" en el plano comercial, especialmente abriendo el mercado europeo a los productos regionales como "el banano, el azúcar y la carne". "Somos economías pequeñas que dependemos de las exportaciones", subrayó el jefe negociador costarricense, cuyo país representa el 70% del comercio regional con la UE.