•  |
  •  |
  • EFE

La economía nicaragüense ha crecido un promedio de 5,2 por ciento en el período 2010-2017, destacó hoy el Banco Central de Nicaragua (BCN).

"El Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento robusto de 4,9 por ciento en 2017, en línea con lo previsto", indicó el banco emisor del Estado en su "Informe Anual 2017" que publicó este lunes.

Los aditivos para concreto, una necesidad en el sector construcción

"Con este resultado, Nicaragua ha logrado alcanzar un crecimiento promedio de 5,2 por ciento en el período 2010-2017", resaltó. Ese ritmo sostenido de crecimiento económico ha permitido a Nicaragua alcanzar un PIB per cápita de 2.161 dólares hasta finales de 2017 "y ha favorecido una mejora en los indicadores de pobreza", continuó esa entidad monetaria.

El PIB de Nicaragua creció un 4,7 por ciento en 2016; 4,8 por ciento en 2015; 4,8 por ciento en 2014; un 4,9 por ciento en 2013; un 5,6 por ciento en 2012; y un 6,2 por ciento en 2011; según datos oficiales.

Fitch Ratings: “La banca nicaragüense se está fortaleciendo”

El informe también destaca que la actividad económica y la generación de empleos continuaron creciendo y la inflación permaneció estable, alcanzando una variación acumulada de 5,68 por ciento en 2017.

Nicaragua prevé un crecimiento del PIB entre 4,5 por ciento a 5 por ciento en 2018, con una inflación acumulada de 5,5 por ciento a 6,5 por ciento, según el Banco Central.

Asimismo, que el manejo de las finanzas públicas continuó siendo prudente, las reservas internacionales se fortalecieron, mientras que el sistema financiero permaneció sano.

"El mejor contexto internacional y un buen régimen de lluvias favorecieron el crecimiento de las exportaciones, así como un aumento en el flujo de remesas familiares y el turismo que contribuyeron al fortalecimiento de la posición externa del país", anotó el BCN.

Nicaragua recibirá apoyo de BID Invest y LAAD

Por su parte, el endeudamiento público con respecto al PIB se ubicó en 47 por ciento del PIB, mayor en 2 puntos porcentuales respecto a 2016, como resultado de mayores desembolsos externos ligados a proyectos de desarrollo dirigidos a incrementar la capacidad productiva de la economía nacional. Por otro lado, la conducción de la política monetaria se vio favorecida por la mejora en la posición externa, lo que permitió una acumulación de reservas internacionales de 310 millones de dólares respecto a 2016.

"Así, al cierre de 2017, las reservas internacionales brutas (RIB) se ubicaron en 2.757,8 millones de dólares, reflejando una cobertura de 2,6 veces la base monetaria y de 5,4 meses de importaciones de mercancías", precisó. Asimismo, la política monetaria del BCN fue más activa, procurando reducir los excesos de encaje en moneda nacional, mediante sus operaciones monetarias con instrumentos de manejo de liquidez de corto plazo.

Nicaragua prevé un crecimiento del PIB entre 4,5 por ciento a 5 por ciento en 2018, con una inflación acumulada de 5,5 por ciento a 6,5 por ciento, según el Banco Central.