•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El crecimiento económico del país en 2017 fue impulsado principalmente por la mejora de la demanda externa neta. Las actividades agropecuarias y las industriales, vinculadas con el sector exportador, fueron las más dinámicas del año, estimuladas por condiciones climáticas favorables y una recuperación de la economía mundial. 

El Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento robusto de 4.9% en 2017, y logró un crecimiento promedio de 5.2% en el período 2010-2017, según el Informe Anual del Banco Central de Nicaragua (BCN). El ritmo sostenido de crecimiento económico ha favorecido una mejora en los indicadores de pobreza y permitió alcanzar un PIB per cápita de US$2,160.6END.

Las mejoras de la demanda externa neta generaron un impulso positivo al crecimiento económico del año pasado.Actividades relacionadas con la agricultura y el sector pecuario experimentaron las tasas de crecimiento más altas. 

Además: Depósitos en banca comercial de Nicaragua crecieron un 9,2 % a enero 2018

Estas tasas están relacionadas  con condiciones climáticas favorables y una recuperación de la economía mundial. Las mejoras en la demanda externa compensaron el crecimiento moderado en el consumo interno, precisó el Banco Central. 

El sector pecuario fue el que registró la mayor tasa de crecimiento 12.7%, seguido por la agricultura que creció 10%, al igual que pesca y acuicultura; seguido por hoteles y restaurantes con 7% y las industrias manufactureras que crecieron 5.2%.

De acuerdo con la entidad, el valor de las exportaciones de mercancías totalizó US$2,548.3 millones en 2017, registrando un crecimiento de 14.5% con respecto al valor alcanzado en 2016. 

“Este desempeño fue determinado principalmente por mayores volúmenes transados, lo que brindó un buen dinamismo a la economía durante el año”, expuso el Banco Central de Nicaragua en el informe publicado ayer.

Por su parte, las exportaciones de zona franca no mostraron similar desempeño al crecer 1.0 por ciento con respecto a 2016, alcanzando 2,638.1 millones de dólares.

Las ventas al exterior bajo el régimen de zona franca superaron por US$19.7 millones a las proyecciones presentadas por el BCN  a inicios de este año (US$2,618.4 millones). 

Más de la mitad de las exportaciones del régimen de zona franca corresponden a bienes, 59.5% que ascienden a US$1,570.4 millones. Mientras  que el 40.5% restante correspondió a exportaciones por servicios de manufactura, las que totalizaron US$1,067.7 millones.

“Este desempeño fue impulsado principalmente por las exportaciones de textiles y tabaco, las que en conjunto crecieron 4.5% y representaron 65.4% exportado bajo ese régimen”, reza el informe del BCN.

Ovidio Reyes, presidente del Banco Central de Nicaragua.

Sector financiero con buen ritmo

El Banco Central señaló que el sector financiero continuó creciendo a buen ritmo, mientras se fortaleció su marco regulatorio. “La cartera de crédito continuó mostrando dinamismo, aunque con una tasa de crecimiento desacelerada (13.8%), mientras los depósitos aceleraron su ritmo de crecimiento (10.7%)”, indicó el BCN.

La institución precisó que los indicadores de la banca mostraron un desempeño sano en términos de calidad de la cartera, rentabilidad, adecuación de capital, liquidez y morosidad. 

“La estabilidad del sistema financiero se continuó apuntalando mediante la implementación de nuevas políticas macroprudenciales, orientadas a consolidar la gestión de los riesgos sistémicos, y otros cambios en el marco regulatorio. Dentro de estas políticas sobresalen el establecimiento de provisiones anticíclicas y reservas de capital”, agregó. 

Más de la mitad de las exportaciones del régimen de zona franca corresponden a bienes, 59.5% que ascienden a US$1,570.4 millones.

En 2017, la demanda interna, compuesta por consumo interno y formación bruta de capital,  creció 2.4%, una tasa de crecimiento inferior al registro de 2016, 5.3%. Su contribución al crecimiento económico en 2017 fue de 2.8 puntos porcentuales, menor a la de 2016 cuando alcanzó 6.2 puntos porcentuales.

“La demanda interna creció 2.4 por ciento contribuyendo con 2.8 puntos porcentuales al crecimiento del PIB (6.2 puntos porcentuales en 2016). Este desempeño estuvo sustentado en el incremento del consumo (3.7%), lo cual compensó la menor formación bruta de capital en el año (-1.4%)”, precisa el BCN.

El consumo de los hogares fue el más dinámico, pues creció 3.8%, aunque esta tasa muestra una desaceleración, pues en 2016 creció 5.3%. Esta desaceleración está relacionada al menor crecimiento del crédito.END

“Con respecto a 2016, se observó una desaceleración en el consumo de los hogares, consistente con un menor crecimiento del crédito, un leve deterioro en los términos de intercambio y un menor crecimiento de los salarios reales.  

En cuanto al consumo colectivo, el BCN refiere que creció 3.5% (7.7% en 2016), “determinado por el menor gasto público una vez concluido el proceso de elecciones nacionales”.

Empleo

El BCN también informó que “consistente con el desempeño de la actividad económica, el mercado laboral presentó indicadorespositivos”, muestra de ello es que la Encuesta Continua de Hogares (ECH) registró una tasa neta de ocupación de 96.7% en el cuarto trimestre, “consistente con una tasa de desempleo de 3.3”.

El subempleo por su parte se ubicó en 42.7%, mientras que el empleo formal creció 6.6 por ciento, registrando el mayor dinamismo en la afiliación al INSS los sectores de comercio, hoteles y restaurantes y servicios comunales y personales. 

Sobre los salarios, el BCN señaló que el salario nominal promedio creció 5.5%, resultando en un crecimiento de 1.5% en términos reales. 

“Los resultados favorables en materia de crecimiento económico y empleo se presentaron en un contexto de estabilidad de precios. Así, la inflación se mantuvo baja, alcanzando una variación acumulada de 5.68 por ciento, lo cual estuvo asociado al buen régimen de lluvia y a la baja inflación internacional”, precisó el BCN.

Juegos Centroamericanos dinamizaron actividad turística

Nicaragua percibió US$840.5 millones en 2017, una cifra que representa 30% más que lo  registrado  en 2016, cuando esta actividad dejó US$642.1 millones. Este resultado fue favorecido por los Juegos Deportivos Centroamericanos desarrollados entre el 3 y el 17 de diciembre de 2017, según el Informe Anual 2017 publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

“Los ingresos por turismo, estimulados por la implementación de acciones públicas y privadas para atraer turistas y por la celebración de los juegos deportivos centroamericanos a finales de 2017, totalizaron 840.5 millones de dólares, alcanzando un crecimiento anual de 30.9 por ciento”, precisa la entidad. 

Dos indicadores experimentaron incrementos superiores al 10%, la estadía promedio incrementó 10.5% al pasar de 9.5 días en 2016 a 10.5 días en 2017; la cantidad de turistas que ingresaron al país aumentó 22.7%, pues en 2016 ingresaron poco más de 1.59 millones de turistas y en 2017 la cifra fue de 1.96 millones. 

El gasto promedio aumentó ligeramente 0.2%, en 2017 fue de US$44.9 diario por persona, mientras que en 2016 fue de US$44.8 diario por persona.

El BCN indica que el turismo, en conjunto con la mejora de las exportaciones y de las remesas, contribuyó al fortalecimiento de la posición externa del país.

El turismo no solo mejoró a nivel nacional, el resto de Centroamérica y República Dominicana (CARD) experimentaron mejoras en el sector que se manifestaron en la balanza de servicios.

“En la balanza de servicios, por su parte, se registró un superávit que cerró en 513.6 millones de dólares (US$394.1 millones en 2016), como resultado principalmente del buen dinamismo de los ingresos por turismo”, afirma el BCN.