•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Doce jóvenes productores de cacao de la comunidad de Wanawana, Río Blanco, Matagalpa, crearon la primera “ruta del cacao” de Nicaragua con el fin que los visitantes vivan una experiencia agroturística. El proyecto se localiza exactamente en el Cerro Musún. 

Según una nota de prensa, la ruta del cacao ofrece cinco caminatas a senderos, visitas a plantaciones de cacao, balnearios en ríos, cabañas y el conocimiento del cacao desde la plantación hasta su transformación como la preparación de chocolate artesanal, dulces, entre otras posibilidades. 

Los jóvenes emprendedores son parte del proyecto “La Juventud Sí Puede”, que trabaja desde el año 2015 con la cooperativa cacaotera La Campesina, con la contribución de la organización internacional Rikolto y el financiamiento de la organización estudiantil de Bélgica (Youca).

“El objetivo es contribuir a reducir la migración de la juventud rural hacia las ciudades -donde se ven expuestos a diferentes riesgos- a través de promover su participación activa en la cadena de valor del cacao”, informó Rikolto.

La organización señaló que una de las estrategias es apoyar el desarrollo de emprendimientos pilotos de los jóvenes, que permita aumentar sus ingresos y medios de vida.

Jorge Flores, coordinador del proyecto, mencionó que a través de Rikolto se estableció un acompañamiento desde la concepción de las ideas (que iniciaron siendo 16), la fase de prefactibilidad, estudios de mercado, intercambios entre pares y una serie de capacitaciones.

Flores consideró que los emprendimientos marcan un hito para aplicar lo aprendido y complementa aún más las capacidades de liderazgo que los jóvenes han desarrollado a lo largo del proyecto.

“Al principio teníamos dos ideas, una era obtener un terreno, pues la mayoría de nosotros no somos propietarios de tierras, y producir cacao; la segunda: el agroturismo. Al final nos decidimos todos por la ruta del cacao porque podíamos seguir produciendo y nos daba la oportunidad de reforestar y proteger las fuentes de agua del cerro” contó Annabell Gómez, de 19 años. 

De acuerdo con Rikolto, la ruta del cacao en el cerro Musún es uno de los seis emprendimientos creados por los jóvenes, que a la vez responden a criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica. 

“Concebirlos comprendió un proceso de creación de ideas, selección y concurso entre los grupos conformados inicialmente por 20 jóvenes, para recibir los fondos-semilla que los harían realidad” indica la nota de prensa.