•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El coordinador técnico del proyecto Regional de Apoyo a la Integración Económica Centroamericana y a la Implementación del Acuerdo de Asociación (Praiaa), José Carlos García, indicó que desde que entró en vigencia el Acuerdo de Asociación (AdA) con la Unión Europea (UE) las exportaciones han mantenido un ritmo de crecimiento anual de 3.8%, logrando en 2017 comercializar US$300 millones. 

García estuvo en Managua durante para la presentación de los resultados del proyecto ejecutado por la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca). “La industria artesanal de Nicaragua, la madera, el cuero, que posiblemente no está entrando, pero  se puede reconvertir para encontrar ese nicho y esa preferencia en el mercado europeo”, consideró.

 Además: Exportaciones de Nicaragua a Taiwán crecieron más de 50% en 2017

¿Cuánto ha avanzado la integración económica regional con el Acuerdo de Asociación?

El acuerdo entra en vigencia en diciembre de 2013 y para esas épocas la región centroamericana también estaba inmersa en un proceso de profundización de su propio proceso de integración económica. Uno de los elementos que contribuyen a consolidar el proceso de integración es que el acuerdo que se negocia con Europa es de región a región, no es de países individuales, producto de ese surgen compromisos derivados del acuerdo que hacen que Centroamérica adopte medidas para consolidar ese proceso y hacer frente al proceso de Acuerdo de Asociación.

Durante el evento de presentación de los resultados del Praiaa realizado recientemente en Managua

Lo interesante es que los flujos comerciales, si bien es cierto, en un principio no tenían el dinamismo que se esperó, posteriormente sí han ido adquiriendo ese dinamismo. Actualmente la UE es uno de los socios comerciales de Centroamérica. Los flujos comerciales han crecido, las exportaciones se han diversificados, se ha desarrollado un proceso interno para generar productos que estén adecuados a la tendencia de consumo en Europa. Por supuesto que nuestros productos tradicionales se siguen comercializando, pero ha sido una constante de productos especializados. 

 Te interesa: Nicaragua exporta más a países con los que tiene TLC

¿Cuánto han crecido esos flujos comerciales a Europa desde que entró en vigor el acuerdo?

Cuando entró en vigor el acuerdo, las exportaciones a Europa eran de US$3,115 millones, en 2013, pero en 2017 se exportó más de US$4,000 millones, lo que representa un aumento sustancial. A parte del aumento como tal lo importante es la diversificación, ya se exportan no solo productos tradicionales, sino otros de manufactura con valor agregado.

En el caso de Nicaragua, ¿cuánto han aprovechado los productos de exportación al mercado europeo?

Nicaragua ya en 2017 ha exportado más de US$300 millones a Europa y tiene un ritmo de crecimiento positivo de un 3.8% desde que empezó el AdA, y no ha decrecido. Se ha importado también alrededor de US$280 millones, pero la balanza comercial tiende a balancearse para que el país como tal tenga un beneficio tangible del acuerdo. 

 UE apoya con 20 millones de euros a la ganadería nica

¿Qué país ha aprovechado mejor el Acuerdo de Asociación?

Yo creo que todos, en mayor o menor medida, y dependiendo de los sectores estratégicos en los que están enfocados cada país. Los sectores productivos han aprovechado eficientemente el acuerdo. Si nos vamos a las cifras, Honduras ha crecido mucho más que otros países, Costa Rica ha mantenido sus tasas de crecimiento, Nicaragua también se ha unido a esa tendencia, y se han mantenido en un comercio estable Guatemala y El Salvador.

¿Por qué unos más que otros? ¿Qué factores han incidido?

Hay factores como la diferencia en la infraestructura productiva de los países, hay unos que están enfocados en productos de la agroindustria, otros están enfocados a servicios o bienes ya manufacturados con un grado de elaboración más alto. En función de eso y la infraestructura productiva de cada país puede hacerse un mejor aprovechamiento. Hay otro factor, y es que debe haber un conocimiento del mercado, porque el mercado europeo es exigente, diferente a los mercados tradicionales, y hay tendencias en el consumo que es necesario detectar para ser aprovechadas.

 Nicaragua y Ecuador buscan potenciar ventas hacia la Unión Europea

¿Qué productos nicas, no tradicionales, tienen potencial exportador a Europa?

Hay productos innovadores como el café orgánico para cubrir nichos diferenciados de mercados, el almidón de yuca, tiene potencial como sustituto del almidón de maíz, la miel de abeja. Toda la producción centroamericana puede ser exportable. La industria artesanal de Nicaragua, la madera, el cuero, que posiblemente no está entrando, pero que se puede reconvertir para encontrar ese nicho y esa preferencia. 

Nicaragua es un productor de buen cacao, y lo vende a la UE. ¿Cree que el país le debe agregar valor o comercializarlo como lo hace ahora?

Hay que darle más valor agregado. El cacao nica es famoso por su calidad, entonces los encadenamientos productivos internos y la búsqueda de mercados con productores de chocolates de alta calidad en Europa pudiera ser una de las alternativas para que esa producción pueda venderse y asociarse a un producto gourmet de alta calidad de mercados específicos. Quizá nuestra región no tenga la capacidad de abastecer la totalidad de demanda de un mercado de 500 millones, pero sí puede abastecer las necesidades de un mercado específico y ahí está el gran potencial que yo veo. 

¿A raíz del AdA, cuánta inversión europea ha llegado a la región?

Hay un capítulo de inversión en el acuerdo, y en él se establecen principios básicos como de nación más favorecida, al inversionistas que viene se le da el mismo trato que al nacional. Hay empresas de telecomunicaciones que ya están haciendo contacto y concretando inversiones, hay empresas europeas interesadas en proyectos de infraestructura, o proyectos de gran envergadura. 

¿Cómo se puede aprovechar más el acuerdo?

Conociéndolo para aprovechar las ventajas que ofrece, y eso pasa por una divulgación en todos los niveles: empresarios, funcionarios públicos, la academia. No nos lleva a ningún lado que tengamos un muy buen acuerdo si no se conocer y no se aplica.

¿Cómo ve el avance de la Unión Aduanera? ¿Por qué es importante para aprovechar más el AdA?

Al hablar de integración aduanera podemos decir que hay mínimos comunes, de hecho todos los países tienen un código aduanero y reglamento, lo que se está haciendo en el caso de los países del norte de Centroamérica es avanzando más, estableciendo condiciones para que los flujos comerciales se realicen de manera fluida, eso significa reforzar las medidas de control y facilitación, y no son procesos fáciles, porque está el tema de la recaudación fiscal, o el tema de seguridad de cada país. Son procesos paulatinos pero que están estructurados bajo un mínimo común que son los códigos aduaneros, y sobre esa base se construye más. 

¿No es un poco lento que solo dos países hayan establecido la Unión?

El Salvador se ha sumado, Nicaragua lo está analizando, pero en el mediano plazo creo que todos los países irán adoptando paulatinamente las mismas medidas, porque somos un mismo mercado, los países de Centroamérica son el segundo destino de los productos centroamericanos, así que la dinámica hace que el mercado empuje los compromisos de estados para empujar el comercio. No podría decirle en cuánto tiempo esta va a suceder, pero es un proceso que tenemos desde los años 60 de estar estructurando y que ha avanzado.