•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las afiliaciones al seguro facultativo crecieron 25.4% en 2017, hasta lograr 162,685 personas. Solo el año pasado, se afiliaron 32,691 personas, según el Anuario Estadístico 2017 del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). Esta cifra es valorada como positiva por el experto Manuel Israel Ruiz como una alternativa para trabajadores independientes e informales.  

El seguro facultativo es el régimen de afiliación voluntario que ofrece la institución y bajo el cual pueden cotizar los trabajadores independientes (incluidos los técnicos, profesionales, religiosos, miembros de misiones diplomáticas, entre otros) nicaragüenses que radican en el exterior y otros trabajadores por cuenta propia.END

El especialista Manuel Israel Ruiz valora el seguro facultativo como muy positivo porque “la gente que nunca ha cotizado tiene la opción de afiliarse, mientras los que ya tienen semanas cotizadas, pueden completar su cuantía. También consideró que el INSS debe captar a los trabajadores informales para que afilien al régimen de seguro facultativo. 

Además: Afiliación de empresas al INSS aumentó 7% en 2017

“El INSS debería fomentar la afiliación en el seguro facultativo, es un aspecto muy importante dentro del total de asegurados. Hay 900,000 asegurados de una población económica de 3,500,000. El facultativo indica que el trabajador informal se está enamorando y hay que fomentar la confianza para que más trabajadores independientes continúen afiliándose”, explicó. 

El economista y asesor del Fondo Monetario Internacional (FMI), Manuel Coronel Novoa escribió en un artículo de opinión publicado el año pasado en este diario que la afiliación al seguro facultativo inyecta mayor liquidez al sistema de pensiones. 

“Más eficiente y con mejores sistemas, el INSS estaría listo para un empuje en la demanda del sector informal. Sabemos que la propensidad para ahorrar es muy baja, la mayoría de la gente vive “coyol quebrado, coyol comido”, pero el trabajador por cuenta propia no es necesariamente más pobre que el asalariado”, consideró Novoa. 

“(…) en nuestro predominante mercado laboral informal, centenares de miles de trabajadores por cuenta propia aún no se afilian al seguro facultativo. El INSS no solo ha crecido enormemente, sino que se ha modernizado”, agregó el economista. 

Crecimiento

De acuerdo con las estadísticas del INSS, los asegurados pertenecientes al régimen facultativo hace 10 años (2008) ascendían a 5,135 personas. En relación con 2008 los asegurados de este régimen en 2017 son 31 veces más que los identificados en ese entonces.

Los asegurados bajo este régimen representan el 17.95% del total de asegurados en 2017 (914,196). El grado más alto de afiliación sucedió en los primeros 6 meses del año, superando las 10,000 personas al mes y más de 1,900 en IVM (invalidez, vejez y muerte) y 900 en Integral.  

En relación con 2008 los asegurados de este régimen en 2017 son 31 veces más que los identificados en ese entonces.

Dentro del régimen facultativo existen dos modalidades: Integral y el IVM (invalidez, vejez y muerte), entre ellos existe una diferencia: atención médica.  

Según información del INSS, el  primero abarca seguro de enfermedad y maternidad (EM) y de invalidez, vejez y muerte (IVM) sin embargo excluye Seguro  de Riesgos Laborales. Mientras que el IVM incluye Seguro de  invalidez, vejez y muerte y no abarca los Seguros de EM y el Seguro de Riesgos Laborales.

Ambos regímenes cubren las pensiones de vejez, viudez, orfandad e invalidez y subsidio de funeral para el asegurado, pero las prestaciones de salud para el asegurado, la esposa y los hijos son exclusivas del seguro integral. 

Para la modalidad integral el trabajador debe aportar el 18.25% del salario mínimo. En 2017 los asegurados que contrataron esta modalidad totalizaron 75,657, esta cifra es superior en 13.6% (11,929 personas más) a la registrada en 2016; y representan el 46.5% del total de asegurados con el régimen facultativo. 

Entre 2008 y 2017, la modalidad integral mostró su mayor crecimiento en 2012, cuando alcanzó una tasa de 78.2%, al pasar de 3,788 en 2010 a 6,749 en 2011.

El peso de la modalidad integral dentro del régimen facultativo ha cambiado en los últimos 10 años, pues en 2008 representó el 56.1% (2,881 personas), en 2013 alcanzó el 70.2% del total (19,335 personas) y en 2017 cerró con el 46.5% del total.

Al cierre de 2017 las personas que cuentan con el seguro facultativo integral representan el 8.3% de asegurados en el país. 

En cambio, la cuota mensual para los asegurados bajo el régimen facultativo IVM es de 10% del salario mínimo.  El año pasado el INSS cuantificó que los asegurados en esta categoría ascienden a 87,028, 37.8% (20,762 personas) más que en 2016 cuando los asegurados totalizaron 63,165. 

Este segmento representa el 53.5% del total de asegurados del régimen facultativo y el 9.5% del total de cotizantes registrados en el INSS. El 2015 fue el año más representativo en términos de crecimiento, pues los afiliados de esta modalidad, al pasar de 13,763 en 2014, a 28,736 en 2015, sumando un 82.1% de crecimiento. 

Salarios

El salario promedio de los afiliados al régimen facultativo integral es C$5,568 mensuales, mientras que el de facultativo IVM es ligeramente superior, alcanza los C$6,421.81. Por su parte el salario promedio de las personas afiliadas bajo el régimen obligatorio integral asciende a C$11,057.6

A este régimen pueden acceder las personas entre 16 y 55 años que tengan salarios mensuales  entre C$5,930.46 y C$88,005.78 y que no estén cotizando en el régimen obligatorio al momento de la inscripción. 

Para inscribirse el solicitante debe presentar una fotocopia de la cédula de identidad y de la partida de nacimiento (si la tiene) y acompañarla con el formulario de “solicitud de inscripción al régimen facultativo”. 

Para hacer el pago de las cuotas el afiliado puede recurrir a las delegaciones del INSS, bancos y agentes bancarios

El INSS aclara que el asegurado bajo el régimen facultativo integral tiene derecho a subsidio económico al año de estar cotizando. Las prestaciones de servicios médicos se pueden adquirir ocho semanas después de la inscripción, mientras que el subsidio de lactancia se obtiene al año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus