•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La economía de Nicaragua creció 4.9% durante el año 2017, informó ayer Ovidio Reyes, presidente del Banco Central de Nicaragua.

Reyes, quien ayer presentó su informe de gestión ante los diputados de la Asamblea Nacional, argumentó que el buen paso de la economía nicaragüense se sustentó en el desempeño positivo de la política macroeconómica y las mejoras del contexto internacional.

“El mejor contexto internacional y un buen régimen de lluvias favorecieron el crecimiento de las exportaciones, así como un aumento  en el flujo de las remesas familiares y el turismo, que contribuyeron al fortalecimiento de la posición externa del país”, dijo Reyes ante el Parlamento.

 Demanda externa impulsa crecimiento económico en Nicaragua, dice BCN

Las cifras del BCN reflejan que en 2017, el producto interno bruto (PIB) de Nicaragua registró un crecimiento de 4.9%. Según Reyes, este crecimiento está en línea con los cálculos previstos.

“Con este resultado, Nicaragua ha logrado alcanzar un crecimiento promedio de 5.2% en el período 2010-2017”, dijo el funcionario.

De igual manera, señaló que la inflación se mantuvo baja, al registrar una variación acumulada de 5.68%.

El presidente del BCN fue el hecho de que el salario nominal promedio registró un crecimiento del 5.5% Archivo/END

Factores destacados

Reyes explicó que en adición a las mejores condiciones de la economía mundial, otros factores que propiciaron el buen desempeño de la economía nicaragüense se sustentaron en el buen manejo de las finanzas públicas, el fortalecimiento de las reservas monetarias y la sanidad del Sistema Financiero Nacional. 

“Por octavo año consecutivo,  Nicaragua continuó registrando un desempeño macroeconómico positivo. La actividad económica y la generación de empleos continuaron creciendo y la inflación permaneció estable”, enfatizó Reyes.

  BCN: exportaciones y turismo impulsaron crecimiento en 2017

Agregó que “el manejo de las finanzas públicas continuó siendo prudente, las reservas internacionales se fortalecieron, mientras que el sistema financiero permaneció sano”, dijo Reyes.

Al respecto, el funcionario afirmó que, el lapso de tiempo entre 2010-2017, ha permitido alcanzar un PIB per cápita de US$2,161 durante el año pasado, favoreciendo así la mejora en los índices de pobreza.

“Las actividades primarias e industriales vinculadas con el sector exportador experimentaron los crecimientos más altos, estimuladas por condiciones climáticas favorables y una recuperación de la economía mundial. Por el lado de la producción, los impulsos provinieron principalmente de la agricultura, la industria manufacturera y la actividad pecuaria”, explicó Reyes.

Política macroeconómicas 

De igual manera, la fuente compartió que en materia de política macroeconómica, el comportamiento fue también positivo. 

“La política fiscal se mantuvo prudente, registrando un  déficit del Sector Público No Financiero de 1.9% del PIB, ligeramente inferior a lo registrado en 2016. El endeudamiento público con respecto al PIB se ubicó en 47%, mayor en dos puntos porcentuales respecto al 2016”, destacó Reyes.

Y a renglón seguido, dijo que la política monetaria implementada permitió una acumulación de reservas internacionales de US$310 millones más en comparación al año previo. Al cierre de 2017, las Reservas Internacionales Brutas (RIB) totalizaron 2,757.8 millones de dólares, según las cifras compartidas por el presidente del BCN.

“Los indicadores del sector financiero mostraron un desempeño sano en términos de calidad de la cartera, rentabilidad, adecuación de capital, liquidez y morosidad”, dijo además Reyes.  

2,548 millones de dólares totalizaron las exportaciones del país en 2017. Archivo/END

Durante su exposición, Reyes destacó que el crecimiento económico registrado también  generó números positivos en el mercado laboral del país y, según la Encuesta Continua de Hogares del año pasado, en el mercado laboral se registró una tasa neta de ocupación del 96.7% en el cuarto trimestre y una tasa de desempleo de 3.3%.

“Asimismo, el subempleo se ubicó en 42.7%, mientras que el empleo formal creció 6.6%, registrando el mayor dinamismo en la afiliación al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, los sectores de comercio, hoteles, restaurantes y servicios comunales y personales”, expresó Reyes.

Otro aspecto subrayado por el presidente del BCN fue el hecho de que el salario nominal promedio registró un crecimiento del 5.5%, resultando en un crecimiento de 1.5% en términos reales.

Comercio exterior

En cuanto a las exportaciones, Reyes informó que en 2017 dejaron ingresos por US$2,548 millones, es decir el 14% más en comparación con 2016. De acuerdo con la explicación del funcionario, este desempeño fue determinado principalmente por el incremento de volumen transado.

Mientras, en el caso de las exportaciones de zona franca, alcanzaron los US$2,638 millones, para un crecimiento del 1% en comparación con el año previo.

Las remesas familiares y el turismo contribuyeron al fortalecimiento de la posición externa del país. Archivo/END

“Por el lado de las importaciones CIF, estas ascendieron a US$6,092.3 millones en 2017, registrando un crecimiento de 3.5%. Este resultado fue principalmente impulsado por el aumento de la factura petrolera 28.1%, producto del mayor precio promedio del petróleo y la mayor demanda de bienes intermedios para la industria y la agricultura”, sostuvo Reyes.

Para este año, 2018, el Gobierno de Nicaragua prevé un crecimiento económico calculado entre el 4.5% y el 5%, y la inflación estaría ubicada en 5.5%.