•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), rechazó hoy la reforma al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que aumenta las cotizaciones y deduce el 5% a los pensionados, diciendo que deja al país bajo incertidumbre y con menos competitividad en Centroamérica.

El INSS anunció ayer un aumento de las cotizaciones para trabajadores, empresas y Estado, con el propósito de mantener la estabilidad financiera.

Pero el Cosep sostuvo hoy que la medida sacará de la economía unos 7,500 millones de córdobas al 2019 y provocará menos consumo, más desempleo y afectará el clima de negocios.

"Nos haría perder competitividad inmediata en la región, porque el pasivo laboral al 2020 se incrementará al 52.5%, lo que representará el porcentaje más alto de Centroamérica", dijo Agueri.

Los cambios en el INSS "generan incertidumbre" en Nicaragua, añadió y remarcó que la medida "envía señales inciertas sobre decisiones futuras que como país se deben adoptar".

Aguerri también criticó que la medida aprobada por el INSS no tuvo consenso con los empresarios.

El presidente del Cosep sostuvo que los tres sectores (empresas, Estado y trabajadores) debían pagar costos compartidos en el caso de la reforma al INSS.

Para el sector privado, reiteró, el aumento en las cotizaciones no incentiva la formalidad laboral ni la creación de empleos.

"Para las pequeñas y medianas empresas, esto es una invitación a no seguir contratando personal", señaló.

El Cosep llamó al gobierno a reactivar el diálogo y buscar un consenso. También solicitaron que el INSS disminuya en 20% sus gastos.

Ayer, el presidente ejecutivo del INSS, Roberto López Gómez, dijo que la medida de aumentar las cotizaciones busca garantizar la estabilidad financiera.

También mencionó que la reforma mantiene en 60 años la edad de jubilación, en 750 las semanas de cotización y el treceavo mes.

Al cierre de 2017, el INSS contaba con 913,797 asegurados y según Gustavo Porras, dirigente sindical y presidente de la Asamblea Nacional, hay más de 250 mil jubilados.