•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las exportaciones de pollo de Brasil a la Unión Europea tendrán pérdidas del orden del 30 % en el 2018 por el embargo del bloque a 20 plantas productoras de nueve empresas comercializadoras, según informaron hoy fuentes del sector.

De acuerdo con la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), la medida de la Unión Europea hará que, por el momento, bajen los costos del pollo para el consumidor, pero también puede generar despidos en el sector.

 Lea: Unión Europea lamenta violencia por las reformas al INSS en Nicaragua

Según declaraciones del vicepresidente de Mercado de la ABPA, Ricardo Santin, divulgadas por la agencia de noticias del Estado, la mayor parte de la producción brasileña de pollo deberá venderse en el mercado interno.

Las exportaciones de carne de pollo de Brasil a la Unión Europea dejarán pérdidas de un 30%"Existen algunos mercados suplentes como México, Sudáfrica y Oriente Medio, pero están con la capacidad de aprovisionamiento alcanzada", dijo.

Santin subrayó que en el caso de que la medida sea revertida en el corto plazo, el efecto negativo puede ser menor y dijo que si otras empresas ocupan el espacio dejado por las plantas vetadas se colaborará en la reducción de las pérdidas.

 Lea más: Al menos dos muertos y cinco heridos en un asalto a un autobús en Sao Paulo

"En Europa, hay un sistema de cuotas para la importación por el bloque: si una empresa no usa la cuota, otra puede pedir usarla", pero es necesario esperar a la divulgación oficial del bloque europeo, aseguró el directivo.

Santin explicó que "algunas empresas pueden haber sido bloqueadas para algún tipo de producto, no para todos, por ejemplo, han sido bloqueadas para exportar pollo con sal, pero pueden mantener la exportación de pollo sin sal".

Según el directivo de la Asociación, hasta el momento "no hay confirmación oficial, pero, según el ministro de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento, Blairo Maggi, la BRF deberá ser la empresa más afectada, con las nueve plantas autorizadas a exportar actualmente al bloque suspendidas".

Tras conocer la decisión de la UE, BRF informó en un comunicado que prevé "ajustar" su producción ante la determinación del bloque y dictó vacaciones colectivas para empleados de cuatro frigoríficos, ubicados los estados de Paraná, Santa Catarina y Goiania.

"Aún es prematuro prever el impacto de esa revisión debido a la complejidad de la cadena productiva en la que BRF está insertada", afirmó la empresa en una nota divulgada por medios locales.

La compañía también expresó que la medida de la Comisión Europea "evidencia una barrera comercial" y anuncio que contestará la decisión en la UE.

"La compañía cree que la decisión de la Comisión Europea de suspender las importaciones de BRF, a partir de las plantas ubicadas en Brasil, no fue basada en cuestiones sanitarias, sino pautada por motivaciones políticas y de protección de su mercado local", agregó.

La decisión de los 28 países que componen el bloque europeo se dio después de la tercera etapa de la operación "Carne fraca" (Carne débil), realizada en marzo del año pasado por la Policía Federal para investigar denuncias de fraudes cometidas por empresarios y fiscales agropecuarios federales.

A comienzos de marzo de este año, autoridades brasileñas desmontaron una organización que le permitía al gigante cárnico BRF adulterar la fiscalización de la calidad de sus productos.

 Además: Al menos cinco personas son detenidas en operativo contra milicias en Río

Las investigaciones revelaron que cinco laboratorios privados acreditados por el ministerio de Agricultura ofrecían resultados fraudulentos de los exámenes de calidad que se hacían a las muestras de alimentos.

Los fraudes tenían la complicidad de ejecutivos de BRF y empleados del cuerpo técnico, y de profesionales responsables por el control de la calidad de los productos de la empresa.