•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras los saqueos a establecimientos comerciales en Managua la madrugada del domingo 22 de abril. En el caso de Walmart México y Centroamérica, continúan evaluando a cuánto ascienden las pérdidas, así lo expresó el coordinador de asuntos corporativos de la transnacional, Mario Moncada.

“Todavía estamos valorando, es un proceso que toma su tiempo para hacerlo de manera correcta. En estos momentos no tenemos un monto de las posibles pérdidas que hemos tenido en las tiendas afectadas en Managua”, informó Moncada.

El ejecutivo de la empresa también dijo que las afectaciones se concentraron en Managua en 16 tiendas, entre Palí y MaxiPalí, sin embargo ayer abrieron con normalidad el resto de tiendas que tenemos en todo el país que no fueron afectadas. “Tenemos 84 tiendas abiertas de 100”, precisó. 

Sobre la preocupación ante posibles saqueos, manifestó que continúan “analizando y monitoreando  la situación”, pero manifestó están priorizando la integridad de los asociados por lo que “queremos tomar las medidas para la seguridad, monitoreando para ver cómo se desarrolla la jornada”.

La madrugada del domingo diversos establecimientos, incluidas tienda tecnológicas fueron saqueadas por pobladores cercanos. El Nuevo Diario confirmó que 30 negocios fueron afectados. El gobierno del presidente Daniel Ortega lo atribuyó a jóvenes protestantes. 

Este diario llamó ayer al presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), para consultarle por las pérdidas en los establecimientos y ventas en otros comercios, pero no respondió a las llamadas hechas por el rotativo. 

La madrugada del domingo diversos establecimientos, incluidas tienda tecnológicas fueron saqueadas por pobladores cercanos.

Daños

Algunos de los negocios saqueados por vándalos en las recientes protestas de los universitarios por las reformas al INSS y que fue derogada por el presidente Daniel Ortega, están siendo valoradas por las aseguradoras.

Un vigilante de turno de uno de los negocios afectados, que pidió anonimato, aseguró que inspectores se han movilizado a los negocios para tomar fotografías, ver en sitio los daños causados para luego realizar un informe.

 El Nuevo Diario confirmó que 30 negocios fueron afectados. El gobierno del presidente Daniel Ortega lo atribuyó a jóvenes protestantes. 

Otro pequeño negocio como el de Cinthya Martínez, propietaria de un local de venta de celulares en Linda Vista, explicó que su establecimiento no estaba asegurado y que perdió todo.

“Los delincuentes se llevaron costosos celulares, tabletas, accesorios y hasta la computadora donde registraban las ventas. Ellos quebraron las cámaras que estaban afuera, luego la que estaba dentro del local”, mencionó Martínez.