•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo bajó 1.37% este martes y cerró en US$67.7 por barril, en un ligero retroceso tras los avances registrados en los últimos días.

El retroceso, según los analistas, coincidió con una fuerte caída bursátil y señales de alivio sobre las tensiones en Oriente Medio que habían generado importantes avances en el precio del barril en los últimos días.

La recuperación del crudo

El precio del petróleo se había mantenido por encima de los US$68 por barril entre el 18 y 23 de abril, un valor que no alcanzaba el crudo desde finales de noviembre de 2014.

El costo del barril de petróleo al inicio del mes era de US$63, por lo que hasta el pasado lunes experimentó un aumento de casi el 9%.

Por otro lado, en abril, el crudo ha alcanzado el precio promedio mensual más alto de los últimos dos años.

Con base en los datos del sitio web Investing.com, en abril el precio promedio de ese producto fue de US$66, es decir,US$24.9 más que en abril de 2016, cuando el valor mensual del oro negro fue de US$41.1.

El Banco Central de Nicaragua (BCN) afirma en el informe “Proyecciones Macroeconómicas 2017-2018” que entre los factores externos que podrían afectar a la economía del país en este año están la volatilidad de los precios del petróleo y las materias primas.

El BCN estimó que el precio contratado del petróleo por Nicaragua en 2018 será de US$65, es decir, 14.4% más que en 2017, cuando, según el Informe Anual del Banco Central, el precio promedio del crudo fue de US$56.8.

Con base en los datos de Investing.com, el precio promedio de 2018, hasta ayer, 24 de abril, es de US$63.5.

Factura petrolera más alta

En el 2017, de acuerdo con el BCN, el valor de la factura petrolera ascendió a US$884.1 millones, “mostrando un aumento anual de 28.1%”.

“El aumento en el costo de la factura obedeció principalmente a mayores precios contratados de petróleo (31.2% anual) y de combustibles (26.9% anual). Cabe señalar que la economía demandó 11.5 millones de barriles de petróleo y combustibles (diésel, gasolinas y fuel oil) en el año, lo cual representó un aumento interanual de 2.2 por ciento”, indicó esa entidad.

El valor del crudo comenzó a desplomarse desde mediados de 2014, desde por encima de los US$100 hasta niveles de US$26 por barril en febrero de 2016.

Sin embargo, a finales de ese año, la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y otros 11 países independientes, acordaron reducir la producción del crudo en 1.8 millones de barriles diarios, lo que ha permitido esa recuperación en el precio.