•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Linda Vista, Managua, la decena de establecimientos comerciales, entre supermercados, tiendas de electrónica y salas de juegos, que fueron afectados por los saqueos del pasado domingo, empiezan a recuperarse. Algunos, como el casino Royal abrió sus puertas para atender al público, y otros, como el supermercado La Unión, aún continúa ordenando el desorden que ocasionaron los ladrones. 

Aunque la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN) aún no informa sobre el impacto económico que ocasionaron los enfrentamientos entre universitarios que se oponían  a las reformas de la Seguridad Social y la Policía Nacional, así como los saqueos, algunos empresarios descartan que vayan a trasladar las pérdidas al costo de los productos o servicios que ofrecen.

El Nuevo Diario hizo un recorrido por dos puntos comerciales de la capital, Camino de Oriente, en Carretera a Masaya, y Linda Vista, al occidente de la ciudad, y constató que algunos establecimientos continúan cerrados, con los vidrios rotos y escasa presencia de vigilantes. “No sabemos si van a reaperturarlo, desde que fue saqueado permanece intacto”, dijo el vigilante de una tienda de ropa usada de Linda Vista. 

Por su parte, otros establecimientos severamente afectados como el supermercado La Unión y las tiendas de electrodomésticos El Gallo más Gallo y Tropigas aún se encuentran evaluando daños y desconocen cuándo van a atender al público. 

Rala clientela 

El Casino Royal, de esta misma zona de la ciudad, no fue afectado por los saqueos, pero desde que empezaron las protestas entre estudiantes y policías registró una fuerte baja en la afluencia de personas. “Indirectamente se vio afectado porque la población que gusta jugar ya no viene, no hemos suspendido, pero la afluencia es nula”, dijo Wilmer Miranda, supervisor.

Esa misma situación se ha visto en otros bares y restaurantes de Camino de Oriente, esa zona se vio afectada desde el miércoles 18 de abril, cuando jóvenes que protestaban pacíficamente en contra de las reformas fueron atacados por simpatizantes del Frente Sandinista y fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional.

Incluso la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti, señaló que el sector restaurantes se vio afectado por recientes días de tensión, principalmente en Managua. Canatur reporta que los establecimientos comerciales sufrieron daños por el vandalismo en la madrugada del domingo pasado.

“Los restaurantes han estado a medio gas, nadie está con un humor o ambiente para estar yendo a restaurantes por el clima de tensión”, dijo la dirigente de los empresarios turísticos. 

Inestabilidad política deja grandes pérdidas en San Juan del Sur

Un crucero que tenía planificado anclar este jueves en el puerto de San Juan del Sur, fue desviado de su itinerario, debido a las protestas y enfrentamientos que se han protagonizado en diversos puntos del país, a raíz de las reformas del Seguro Social.

Se trata del crucero “Seven Seas Mariner”, del cual iban a desembarcar turistas que luego serían trasladados a diversos destinos turísticos del interior del país por la empresa Carely Tour.

Jennifer Rodríguez, gerente de operaciones de Carely Tour, confirmó que este es el segundo crucero que evita anclar en San Juan del Sur, debido a las alertas de seguridad que han emitido las embajadas de algunos países, desde que iniciaron las protestas y enfrentamientos entre estudiantes universitarios y efectivos de la Policía Nacional.

 El primer crucero que evitó anclar en San Juan del Sur fue el Island Princess, el cual tenía programado arribar a este puerto el 22 de abril.

Actividad turística cayó en 90%

 Según los empresarios turísticos de San Juan del Sur, la actividad turística también ha caído hasta en un 90%, debido a que el turismo se ha esfumado de esta ciudad.

Reyna Triguero, presidenta de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), de San Juan del Sur, aseguró que las reservaciones en hoteles se han cancelado y que la ocupación habitacional cayó hasta en 90%.

Inés Ortega, propietaria de un restaurante localizado frente a la bahía, asegura que las ventas también han caído en un 80%, “porque a partir del 18 de abril el turista se fue poco a poco de San Juan del Sur, tras ser informados de lo que está ocurriendo en el país y la meta ahora es recuperar nuestra imagen de seguridad”, afirmó

Jorge Aguilar, gerente del hotel Gran Océano, asegura que entre los turistas que han cancelado sus reservaciones se encuentran europeos y norteamericanos que llegan a San Juan del Sur, previo a la entrada del invierno para disfrutar de la pesca deportiva.

“En el hotel tenía reservado el 60% de las 20 habitaciones y todas fueron canceladas. Es un golpe duro, porque se trata de un turismo exigente que hay que recuperarlo reconstruyendo la confianza y seguridad del país”, concluyó.