•   Fráncfort, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El grupo químico y farmacéutico alemán Bayer informó hoy de que ha vendido a BASF todo su negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas y la granja digital por 1.700 millones de euros.

Bayer dijo que esta desinversión está condicionada a recibir la autorización para adquirir el productor estadounidense de transgénicos Monsanto y que empleará los ingresos para financiarla.

 Lea: Macron y Merkel exponen sus diferencias sobre la zona euro

Estos negocios vendidos a BASF facturaron 745 millones de euros en 2017.

La Bayer vendió por 1.700 millones de euros las semillas a la BASF. Foto: Cortesía / END.Con esta venta, Bayer cumple los compromisos acordados con la Comisión Europea (CE) y otras autoridades de regulación para conseguir la aprobación de la compra de Monsanto, según dijo su presidente, Werner Baumann.

La venta de activos a BASF también debe ser aprobada por las autoridades reguladoras y será efectiva si se cierra con éxito la compra de Monsanto.

La desinversión comprende todo el negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas, la plataforma de investigación para híbridos de trigo y herbicidas basados en el glifosato en Europa, que se aplican en el área industrial.

 Lea más: Cien detenidos en Alemania en redada de banda que prostituía tailandesas

También el traspaso de tres proyectos de investigación en el área de herbicidas y la granja digital de Bayer, que tendrá una licencia para determinadas aplicaciones de esta granja digital.

Con la venta se traspasarán a BASF unos 2.500 empleados, de ellos 150 en Alemania.

BASF se ha comprometido a mantener los contratos indefinidos en condiciones comparables durante, como mínimo, tres años tras el cierre de la transacción.

 Además: Descubre un tesoro de un célebre rey danés del siglo X

En octubre de 2017 Bayer dijo que iba a vender a BASF parte de su negocio de fitosanitarios y algunas semillas por 5.900 millones de euros en metálico para evitar solapamientos y poder financiar la compra del productor estadounidense de transgénicos Monsanto.

Este primer paquete incluía la venta del negocio de glufosinato de amonio, que es un herbicida, y las actividades con algunas semillas, que en ambos casos generaron unas ventas de 1.500 millones de euros en 2017.