•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A la crisis que han dejado las protestas contra las reformas del seguro social en Nicaragua, se le sumará este domingo el aumento que tendrán, por tercera semana consecutiva, los combustibles.

Con los C$0.72 que se le agregará hoy al costo del litro de gasolina súper, ascenderá a C$1.12 el aumento de las últimas tres semanas. Y en lo que va del año, serán C$3.30 más, para un incremento en términos porcentuales de 10.80%.

Según el monitoreo del precio de los combustibles del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), en enero el valor de la gasolina súper era de C$30.55, por litro, mientras que hoy asciende a C$33.85.

Igual incremento porcentual ha experimentado la gasolina regular.

Esta sufrirá un incremento a partir de hoy de C$0.49, con lo cual, en las últimas tres semanas, a este carburante se le sumarán C$1.85 y en lo que va del año, C$3.21.

La gasolina regular hoy tiene un precio de C$32.95, mientras que a principios de enero costaba C$29.74.

Finalmente, el diésel subirá este domingo C$0.29 y acumulará un incremento de C$1.13 en las últimas tres semanas; y C$1.85, de enero a la fecha. Este carburante ha tenido un  aumento porcentual en estos cinco meses de 6.86%.

El valor del litro de diésel es de C$28.82, cuando en enero era de C$26.97.

Para el economista Mario Arana, el aumento de los combustibles “obviamente golpea” la economía del país.

“Afecta el poder de compra de mucha gente, porque también (el aumento en los combustibles) ejerce presión sobre los costos en general”, explicó Arana.

El economista Arana indicó que la tendencia de los precios de los carburantes es alcista, porque el precio del petróleo podría seguir creciendo o estabilizarse donde está en la actualidad.

Para Mario Arana, quien actualmente es gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), el aumento en la gasolina y el diésel también afectan significativamente a los sectores productivos del país.

El presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), Sergio Maltez, señala que los precios de los combustibles están siendo influenciados por los precios internacionales.

“Esto obviamente no lo podés planificar porque depende de muchos factores. A como puede haber alzas, también a veces hay bajas. Las empresas tienen que jugársela para ir sobreponiéndose a estos costos”, expresó Maltez.

Para el representante de los industriales del país, algunas empresas cuentan con oficinas que se dedican a mejorar la eficiencia y al ahorro. “En esos departamentos va el tema de combustibles, ahí se ve la parte de transporte y logística, lo cual es muy importante para mermar un poco los incrementos de los combustibles”, indicó Maltez.

En ese sentido, Arana coincidió en que las empresas y la población en general deben buscar eficiencia y ahorro en sus procesos que impliquen el uso de combustibles.

Aumento en el petróleo

Desde la semana pasada, el precio del petróleo superó los US$68 por barril, un valor que no alcanzaba el crudo desde finales de noviembre de 2014.

En el 2017, de acuerdo con el BCN, el valor de la factura petrolera ascendió a US$884.1 millones, “mostrando un aumento anual de 28.1%”.

“El aumento en el costo de la factura obedeció principalmente a mayores precios contratados de petróleo (31.2% anual) y de combustibles (26.9% anual). Cabe señalar que la economía demandó 11.5 millones de barriles de petróleo y combustibles (diésel, gasolinas y fuel oil) en el año, lo cual representó un aumento interanual de 2.2%”, indicó esa entidad.

El valor del crudo comenzó a desplomarse desde mediados de 2014, desde por encima de los US$100 hasta niveles de US$26 por barril en febrero de 2016.

A finales de ese año, la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y otros 11 países independientes, acordaron reducir la producción del crudo en 1.8 millones de barriles diarios, lo que ha permitido esa recuperación en el precio.