•  |
  •  |
  • END

Si sube el precio internacional del café, tanto los productores como el gobierno y el país en general consideran positiva la noticia, pero si suben los frijoles, hay preocupación y se buscan mecanismos para bajar el precio.

El incremento en el costo de los alimentos es algo que se está experimentando a nivel internacional por diversos factores, uno de ellos es que cada vez hay mayor demanda de dichos productos en el mercado internacional y los pequeños productores se están beneficiando de ello.

Óscar Alemán, ex director de Comercio Exterior, aseguró que el precio de los productos agrícolas va a seguir incrementándose a nivel internacional, de acuerdo con el comportamiento de la demanda de los grandes consumidores.

Los precios de granos, como maíz, arroz, frijoles, soya, maní, que se producen a nivel nacional han experimentado incrementos considerables, al igual que los granos importados, como la avena, la cebada y el trigo, con el que se produce la harina para el pan, provocando alzas constantes en diversos productos alimenticios y generando preocupación a nivel de gobierno y de otros sectores.

“Yo creo que para Nicaragua, por ser un productor agropecuario, son excelentes noticias. Tenemos grandes potencialidades y creo que llegó el tiempo de que al productor agropecuario se le paguen los precios justos”, apuntó.

El también asesor empresarial, dijo que durante muchísimos años el productor agropecuario y el campesino en general han estado subsidiando a las zonas urbanas y que no es casualidad el gran desplazamiento de personas del campo a la ciudad.

En Nicaragua hay otro fenómeno que se dio con la guerra, pero aparte de eso, el desplazamiento del campo a la ciudad se da porque el campesino encuentra “mejores oportunidades”que las que ellos tienen, porque sus productos no han sido bien pagados durante muchísimos años, agregó.


Salarios deben mejorar
El ex funcionario de gobierno dijo que la agricultura a nivel internacional ha sido distorsionada por un sinnúmero de políticas, entre ellas los subsidios.

Evidentemente, en otros países donde ha habido crecimiento, hay más demanda de parte de la población, tal es el caso de China e India, pero la misma América Latina ha tenido más incremento en cuanto a su poder adquisitivo, y eso va a tener como consecuencia que el sector agropecuario de Nicaragua tenga más oportunidades.

“Esto significa que debe haber un nuevo equilibrio de precios; suben los precios, al mismo tiempo deben subir los salarios para que haya un balance”, recomendó.

Explicó que el tema de si el producto está caro o no va a depender del poder adquisitivo de los ciudadanos.

Que se le paguen precios justos al productor, pero también se le deben pagar salarios justos al trabajador del sector urbano, al de la construcción, al de la manufactura, indicó.

Insistió en que ese subsidio que ha estado haciendo el campesino a las zonas urbanas ha provocado una deformación, donde países como los nuestros, que son agropecuarios, tienen una gran cantidad de personas del campo viviendo en las ciudades.

“Es una campanada de alerta y un buen momento para rediseñar nuestras políticas públicas, sobre todo las del sector agropecuario y de infraestructura, porque en la medida en que se le da mayores oportunidades al campesino en materia de precios, evidentemente habrá menor migración a las ciudades y esto permitirá que el país se desarrolle con toda la potencialidad que tiene”, expresó.

Alemán añadió que los fracasos que han tenido las reformas agrarias en América Latina se demuestran con la concentración de las poblaciones que viven en las grandes ciudades, a pesar de no ser países industrializados.