•  |
  •  |
  • END

Todos los países de Centroamérica, sin excepción, alcanzaron un “consenso” sobre la necesidad de presentar un Fondo Común de Crédito Financiero como una condición sin la cual no se podrá establecer un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, informó este lunes a través de una nota de prensa, la Cancillería.

El Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) informó que tras las reuniones informales realizadas los días 23 y 24 de abril convocada por la Comisión Europea para superar el impasse de la séptima ronda, se obtuvieron resultados “beneficios”, entre ellos, el consenso sobre la creación de dicho fondo.

“Todos los países de la región, sin excepción, aceptaron presentar el Fondo Común de Crédito Financiero como una condición sine qua non para el Acuerdo de Asociación, recuperándose el consenso centroamericano”, reza el comunicado emitido a través de la oficina de Divulgación y Prensa del ministerio.

La información revela la conformación de una “comisión conjunta de alto nivel” en la que participarán expertos de Centroamérica y la UE, “para la definición de los mecanismos para la implementación de dicho fondo”.

Europa valoró la propuesta de “un documento bien sustentado”, señaló la Cancillería en el documento oficial.

El Minrex, igualmente, puntualizó el establecimiento de una ruta de trabajo, concertada durante las últimas reuniones, “que permita cumplir con el mandato de los presidentes de Centroamérica para lograr un acuerdo en el menor plazo posible”.

La nota de prensa concluye con un llamado de la Cancillería, en el cual “reafirma su voluntad para que el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea permita a nuestros países enfrentar los retos del desarrollo y luchar contra la pobreza sobre la base de un acuerdo justo y solidario entre nuestros pueblos”.

De esta manera, concluye el impasse que se produjo a inicios de abril, cuando Nicaragua decidió levantarse de la séptima ronda de negociaciones que se celebraba en Tegucigalpa, Honduras, cuando no se logró el consenso que respaldara la propuesta de conformar el fondo con 60 mil millones de euros --unos 79 mil millones de dólares--, aportados en un 90 por ciento por la Unión Europea.

Recientemente, el vicecanciller Manuel Coronel Kautz, quien es además jefe negociador por la parte nicaragüense, dijo que el gobierno del presidente Daniel Ortega estaba dispuesto a analizar y respaldar “otros escenarios”, respecto de este tema.