•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos 664,887 trabajadores formales devengan un salario igual e inferior a los C$10,000 mensuales, de acuerdo con el Anuario Estadístico del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), correspondiente a 2017.

Al calcular la representatividad de este grupo en el total de asegurados se encuentra que siete de  cada  10 asegurados reciben un salario inferior a los C$10,000, equivalente al 72.7% . De acuerdo con los datos del INSS, 1 de cada 10 trabajadores reciben un salario mensual de hasta C$5,000, en términos nominales serían 134,037 trabajadores. Por su parte, el INSS contabilizó que unos 530,850 trabajadores obtienen un salario entre los C$5,001 y C$10,000,  es decir seis de cada 10 trabajadores. 

En 2008, el 89.5% del total de asegurados (9 de cada 10) recibían salarios inferiores o iguales a US$10,000 mensual. En ese momento, el total de asegurados era de 495,585  y los que percibían salarios en el rango mencionado eran 443,649.

El INSS clasifica  a los asegurados según 27 estratos salariales, el último de ellos comprende de los C$5,500,001 a más, en este estrato solo se registra un asegurado. Los primeros ocho estratos acaparan al 98.4% de la masa laboral formal del país.

Del total de asegurados a diciembre, que ascendió a 913,797 trabajadores, el 13.3% (121,495 trabajadores) recibe un salario en el rango comprendido entre los C$10,001  y C$15,000.

Unos 48,822 trabajadores formales percibieron un ingreso entre los C$15,001  y C$20,000, esta cantidad representa el 5.3% del total de asegurados. Un 2.7% (24,797 trabajadores) recibe un salario entre los C$20,001 y C$25,000.

El 1.7% (15,580) y el 1.8% (16,144) perciben entre los C$25,001 y C$30,000, y C$30,001 y C$40,000, respectivamente. Solo el 0.8% del total, equivalente a 7,746 trabajadores, ganan un salario entre los C$40,001 y C$50,000. 

PROMEDIO

De acuerdo con el régimen de afiliación, el INSS identifica que los salarios más altos los devengan los pertenecientes al régimen obligatorio integral, que en 2017 el promedio fue de C$11,057.6 mensual, en 2012 el promedio de este régimen era de C$7,488.52. 

Los asegurados bajo el régimen obligatorio IVM (Invalidez, Vejez y Muerte) perciben en promedio C$5,979.20, en 2012 fue de C$4,402.07.

Dentro del régimen facultativo integral, el promedio salarial ascendió en 2017 a C$5,568 y  en la modalidad  Facultativo IVM asciende a C$6,149.2.

En relación a 2016, el promedio salarial de mayor incremento fue el facultativo integral, con 7.2% al pasar de 10,318.60 en 2016 a 11,057.60; seguido por el Obligatorio IVM con 5% (C$5,691.80, en 2016) ; en tercer lugar se ubica el facultativo integral con 4.2% de incremento ( C$5,342.0, en 2016), finalmente se ubica el Facultativo IVM con 1.5% (C$6,059.2, en 2016).

LA PLANILLA DEL INSS

El INSS, hasta el cierre del año pasado, contabilizó 4,060 empleados internos, más de la mitad de ellos, un  65.36% (2,654 trabajadores), recibía un salario mayor a los C$20,000.  El 27.3% de la planilla del INSS (11.34%) recibe salarios entre los C$10,001 y C$20,000.

De acuerdo con sus estadísticas, ninguno de sus empleados gana menos o igual a C$5,000 mensuales. Los salarios más bajos van desde los C$5,001 a los C$6,500 mensuales, solo cinco personas reciben salarios en este rango.

Al mismo tiempo en sus registros resaltan que no tienen empleados con salarios entre los C$6,501 y los C$8,000. El  6.57% de los trabajadores del INSS, equivalente a 267 personas, gana entre los C$8001 y C$9,000 mensuales.

 Según el grupo ocupacional, el 48.4% de los trabajadores del INSS son profesionales y técnicos, el 16.8% es personal de dirección, el 17.9% y el 16.9%  pertenecen al area administrativa y de servicio, respectivamente. 

“Al finalizar el año 2017, el INSS tiene una planilla de 4,060 empleados permanentes, sobresaliendo el sexo femenino con 2,349; al sexo masculino le corresponden 1,711, lo que en términos porcentuales significa 58% y 42%, respectivamente”.

El anuario del INSS indica que el 54% de la planilla labora en las oficinas centrales, el 46% restante pertenece a las delegaciones departamentales a nivel nacional.