•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El turismo era uno de los sectores económicos con mayor dinamismo en Nicaragua antes del 18 de abril último, cuando comenzaron las protestas en contra de las reformas al Seguro Social, que posteriormente se volvieron violentas y detonaron la crisis sociopolítica en que se encuentra Nicaragua.

Hoy, sin embargo, el turismo “está colapsado”, según comentarios de los expertos.

 Guatemala quiere ser un destino turístico complementario a Cuba

El economista Mario Arana dijo esta semana que “algunos hoteles están ocupados en apenas el 10% de su capacidad” y que “los vuelos aéreos están viniendo prácticamente sin pasajeros”. Además, señaló que se han cancelado reservaciones en los hoteles.

Por su parte, la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua, Lucy Valenti, proyectó que la inestabilidad política resentida en el país desde que empezaron las protestas podría ocasionar una merma en los ingresos por turismo de entre US$80 millones y US$100 millones en los próximos dos meses.

​​Sector turístico proyecta pérdidas de US$100 millones por disturbios

Según Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur) y del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), para el segundo trimestre del año (abril-junio de 2018) se esperaban unos ingresos por turismo del orden de los US$221 millones.

Hoteles y restaurantes representan 48% de ingresos por turismo

De acuerdo con Torres, si el país regresara a través del diálogo a la estabilidad política, el sector podría dejar de percibir entre US$30 millones y US$45 millones; pero si se presentara un escenario más pesimista, y el país continúa en inestabilidad política, Torres advierte que las pérdidas podrían ascender a aproximadamente US$80 millones.