•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los jóvenes universitarios  señalaron que se debe hacer reformas “profundas” en las instituciones del Gobierno para fortalecer la democracia y de paso mejorar la economía del país. Además, explicaron desde sus puntos de vista; sobre las razones por las cuales se dio el estallido social en Nicaragua. También manifestaron, que el problema social que vive el país tiene que ser resuelto entre nicaragüenses sin la intervención militar de los Estados Unidos. 

Edmundo Castillo Román, quien cursa su tercer año en la carrera de Gobierno y Economía, dijo que el levantamiento social que ocurrió en Nicaragua semanas atrás lo tomó por sorpresa, pero fue algo que él y su profesor habían pronosticado que ocurriera en el país, debido a las presiones sociales que venía efectuando el Gobierno en contra de la población.

“El levantamiento estudiantil que a todos nos tomó por sorpresa, yo lo venía discutiendo con mi profesor desde semanas antes que ocurrieran las protestas. El analisis que hicimos fue que Nicaragua era una olla de presión y que en cualquier momento iba a reventar. El nivel macroeconómico del país se veía bien, el país estaba más o menos estable, pero la presión social que Daniel Ortega estaba ejerciendo sobre el pueblo era demasiado fuerte. Ortega se venía convirtiendo en  más autoritario, camuflándose entre los ideales de Sandino, pero en realidad se estaba convirtiendo en un gobierno de derecha y se olvidó por completo de los ideales de libertad y fue lo que hizo que explotara la olla de presión”, explico Castillo Román.

Para Cristina Shanning Parajón, quien se encuentra en su último año en la carrera de Sociología y Gobierno, coincidió con su compañero universitario y brindó detalles más específicos sobre el estallido social. Ella destaco que la situación económica en las áreas rurales del país no ha cambiado mucho en los últimos 30 años. Por tal motivo, el abandono por parte del Gobierno hacia la población rural fue otro descontento de la población.

“Si te das cuenta, en las áreas rurales el 78% de las personas viven con menos de un dólar al día y esto no ha cambiado desde hace muchos años, y si a eso le agregamos que Nicaragua es el segundo país más pobre del hemisferio occidental y que el 20% de la población no sabe leer ni escribir, es razón suficiente para un descontento social, las únicas personas que se han beneficiado con las reformas del Gobierno han sido ellos mismos”, declaró.

CONCENTRACIÓN 

DE PODERES

Mateo Jarquín, quien estudia un doctorado en historia de América Latina, resaltó que la desigualdad económica y social han sido factores para que el pueblo de Nicaragua esté  descontento con el Gobierno. “Si hay un daño económico en el país la culpa la tiene el gobierno de Daniel Ortega y quienes lo han ayudado a consolidarse en el poder a cualquier costo. No es culpa de la gente que salió a defender sus derechos, ellos no tienen la culpa de que la mediocre economía del país crezca solo un 4%. Algunos medios están diciendo que las protestas van a afectar la economía, no son las protestas que afectan la economía, son las políticas irracionales del Gobierno. En países donde se practica la democracia la gente sale a protestar libremente y la economía no se ve afectada”, sostuvo Jarquín. 

Valeria Zúñiga, estudiante del  segundo año de Economía y Gobierno, sugirió independizar los poderes del Estado para que exista una verdadera democracia en el país que fortalezca la economía. “En una verdadera democracia, un presidente no puede concentrar demasiado poder. Tiene que existir un “checks and balances” (controles y equilibrios en el Gobierno), para que haya una verdadera independencia de instituciones que nos lleve al camino de la verdadera democracia y por ende, a tener una economía más fuerte”, describió.

Cuando le consultamos sobre si las protestas afectarían la economía del país, los estudiantes coincidieron que el único responsable en que la economía no crezca en el país es el Gobierno.

ESTANCAMIENTO

Castillo Román, destacó que el crecimiento económico en Nicaragua ha estado estancado desde hace muchos años. “El 4% del crecimiento económico que se le acredita a este Gobierno se ha dado en gobiernos anteriores. Hay estudios que dicen que si seguíamos con este crecimiento nos íbamos a quedar estancados y nunca íbamos a alcanzar a países como Guatemala, entonces, la culpa no es de los manifestantes, la culpa es de este gobierno autoritario. La forma como el gobierno de Ortega ha venido ejerciendo el poder, nunca iba a trasmitir confianza  a los inversionistas extranjeros y locales, porque siempre ha existido el temor en los inversionista que pasaría lo que ahora estamos viendo”.

Cristina Shanning Parajón es de la opinión, que para que haya una economía fuerte en el país  tiene que existir plena democracia. “En la situación que nos encontramos, el país perderá mucho económicamente, lastimosamente las personas más vulnerables serán las más afectadas por las indiferencias del Gobierno. Si realmente queremos que haya un crecimiento económico bien fuerte, se necesita que haya un cambio profundo en la democracia”, apuntó.

Sobre una “verdadera democracia”, le pedimos a los universitarios que nos dieran ejemplos concretos sobre este tema. Jarquín, quien ha escrito para el New York Time sobre la situación de Nicaragua, dijo que la solución está en entablar una constituyente.  

“Para entablar una verdadera democracia se necesita una Asamblea constituyente, para corregir todas las alteraciones que han hecho a la Constitución en los últimos 10 años. Te voy a dar varios ejemplos específicos. Se tiene que derogar las reformas del pacto que cambiaron la forma electoral del país, se tiene que eliminar la reelección indefinida. Hay que cambiar la reforma electoral que subordinó a la policía al presidente, algo totalmente absurdo. Hay que reformar la parte de la constitución donde se formalizó el consenso y diálogo de la económica con la empresa privada. Hay que cambiar a la gente del Consejo Supremo Electoral (CSE). Sabiendo que la Asamblea dejo de ser legítima desde hace muchos años, hay que elegir nuevos diputados que trabajen en pro del pueblo, en fin hay que reformar el sistema político para que haya una verdadera democracia en Nicaragua”, subrayo. 

VERDADERA COMISIÓN 

DE LA VERDAD

Sobre los comentarios de algunas personas que han estado diciendo que Estados Unidos está financiando las protestas del país. Todos al unísono, respondieron que “no es cierto”.

“Son ridículos los que piensan de esa forma, yo tengo amigos universitarios en Nicaragua, que ellos mismo se estaban quejando de los problemas por lo que el pueblo esta pasando. Ellos, (sus amigos), con sus valores y sus principios tomaron la decisión de alzar la voz por la libertad. No veo cómo Estados Unidos esté financiando las protestas, ellos tienen sus propios problemas para que estén pensando en Nicaragua”, señalo Zúñiga.

“Yo pienso que es un intento más de lo que está haciendo el Gobierno para desacreditar a los estudiantes. Por eso, es importante establecer una Comisión de la Verdad, pero que esta comisión sea completamente independiente, ajena al Gobierno, para determinar y ver quién mato a quién, cómo sucedieron la muertes de las personas, quién disparo a quién y de esta forma poder llevar a los responsable ante la justicia. Pienso que si los Estados Unidos quieren ayudar con el problema de Nicaragua,  lo pueden hacer ayudando con estas investigaciones”, señaló Shannin Parajón.  

De la misma manera opinó Castillo Román, sobre el involucramiento de Estados Unidos en los asuntos políticos del país. 

“El papel que queremos que Estados Unidos juegue en Nicaragua tiene que ser un rol limitado. Queremos que se respete  los derechos humanos y que se haga  investigaciones para que se lleve ante la justicias a los causantes de todas las muertes. Queremos presencia internacional que genere confianza como la OEA, Naciones Unidas y la Corte de Derechos Humanos, para mandar a juicio a todos los culpables de las muertes que han ocurrido en las protesta”, declaró.