elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Nicaragua calificó de "beneficiosa" la reunión entre Centroamérica y la Unión Europea en Bruselas, en la que se superó el conflicto surgido en la VII ronda de negociaciones en Tegucigalpa, donde Managua se retiró por la falta de apoyo sobre un fondo para compensar las asimetrías entre ambas regiones. En Bruselas todos los países "sin excepción" aceptaron la creación del fondo común de crédito como una condición "sine qua non" para el Acuerdo de Asociación entre ambas regiones, recuperándose el consenso regional, afirmó la Cancillería en un comunicado divulgado hoy.

"La reunión ha sido beneficiosa en cuanto ha permitido: (...) que todos los países de la región, sin excepción, aceptaron presentar el Fondo Común de Crédito-Financiero como una condición 'sine qua non' para el Acuerdo de Asociación recuperándose el consenso centroamericano", dice el comunicado. En el encuentro celebrado en Bruselas el 23 y 24 de abril, se estableció la creación de una comisión conjunta con participación de expertos de ambas regiones para definir los mecanismos para la implementadición de dicho fondo, indicó el comunicado.

Según la cancillería, la Unión Europea consideró que el documento presentado por Nicaragua en la reunión de Tegucigalpa estaba "bien sustentado" y se trabajará en "una ruta" para el cumplimiento del mandato de los presidentes de la región para lograr un acuerdo en el menor tiempo posible.

La delegación nacional se retiró de las pláticas en la séptima ronda celebrada en Tegucigalpa el 1 de abril por la falta de consenso regional sobre la creación del fondo calculado en 60.000 millones de euros (78.000 millones de dólares), de los que el 90% sería aportados por los países europeos y 10% por los centroamericanos.