•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Mario Arana, se mostró preocupado ayer por los tranques que campesinos y taxistas realizaron en diversos puntos del país el viernes  y que hasta ayer continuaban. 

 Tranques en Isla de Ometepe se intensifican

“Sabemos que grupos de gente que tenían embarques programados estaban preocupados porque no sabían si podían llegar a tiempo a los puertos, sí hay preocupación y creo que esto es algo que se tiene que trabajar”, dijo el economista Arana. 

Tranque en Lóvago

También aseveró que APEN espera  que los manifestantes dejen que fluya el transporte de manera escalonado. “No se trata de destruir la economía, se trata de lograr una transición a la democracia, pero que las manifestaciones sean cívicas, pacíficas y que no afecten el bienestar de la gente”, agregó.

Transportistas: diálogo urgente

Por su parte, el presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua (ATN), Marvin Altamirano, precisó que en las últimas 72 horas más de 7,000 furgones y camiones de carga han sido retenidos con carga nacional e internacional. 

 ​​Tranques en siete departamentos

“Hay camiones que están retenidos por 72 horas, creemos que a nivel nacional entre furgones y camiones hay unos 7,000 camiones retenidos ya, con carga nacional e internacional”, precisó el dirigente de las empresas de transporte. 

“Estamos afectados mucho, lo que está pasando nos está obligando a hacer un paro de transporte de carga, porque como esto no nos deja trabajar prácticamente nos tienen parados, y la gente está insistiendo que se busque como hacer algo”, comentó Altamirano. 

Altamirano pidió a la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y al Gobierno de Nicaragua que instalen la mesa de diálogo cuanto antes para evitar más pérdidas de vidas y económicas. “Esto está complicado, yo más bien pediría que el diálogo nacional inicie pronto, para evitar mayores complicaciones”.

 Rivas y Ometepe se suman a las protestas

Según el empresario de transporte, por los tranques en San Pedro de Lóvago, Chontales, varias cisternas perdieron leche que transportaban a las procesadoras, mientras que en el Norte del país registran pérdidas de productos perecederos. 

“Ya está complicada la situación para nosotros, llamamos a que se instale el diálogo, y que los manifestantes lo hagan (protesten), pero que nos permitan circular porque si no acarreará más problemas económicos”, instó el dirigente empresarial del sector transporte. 

Pérdidas económicas 

Los disturbios que se han generado en el país desde el pasado 18 de abril han dejado pérdidas por US$195 millones, según han informado a El Nuevo Diario varias asociaciones empresariales. 

Solo el sector turismo estimó que los incidentes de violencia, motivados en primer momento por la reforma a la seguridad social, dejarán una merma de US$100 millones, sin embargo, la cifra podría aumentar en tanto no haya solución a la crisis política. 

Tranque en Nagarote

Por su parte, la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN) proyectó que en los últimos trece días de abril las pérdidas alcanzaron los US$70.5 millones, mientras que la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) cuantificó que, entre el 19 y 26 de abril, se tuvo una disminución de las exportaciones por un valor de US$12.82 millones.

 Ejército de Nicaragua aclara que no ha desplegado tropas

Marvin Altamirano, precisó que el transporte perdió aproximadamente US$7.5 millones, porque en los cinco días de protestas (del 17 de abril al 22) solo el 50% de flota logró trabajar. Por día dejaron de percibir US$1.5 millones.