•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque no se ha anunciado un paro nacional de todos los sectores económicos de Nicaragua, los transportistas de carga organizados en la Asociación de Transportistas Nicaragüenses (ATN) se declararon incapacitados para transitar por el país y decidieron guardar todas sus unidades desde este pasado lunes, cuando se cumplieron 27 días de protestas, incluyendo tranques en distintos departamentos de la nación.

Marvin Altamirano, presidente de la ATN, señaló que hasta el pasado sábado los transportistas habían tenido pérdidas de alrededor de US$50 millones.

Altamirano fue quien informó ayer que la ATN orientó a sus socios, más de 1,700 transportistas, que detuvieran todos sus viajes, “porque hoy (lunes) todo mundo amaneció en tranques”.

“Ya estamos parados por las diferentes manifestaciones que hay en cada lugar (de Nicaragua). Lo que pedimos es que se comience el diálogo lo más pronto posible. Ya tenemos casi un mes (de manifestaciones) y no hemos podido trabajar libremente, y hoy estamos parados completamente”, aseveró Altamirano.

Los transportistas afiliados a esa organización manejan alrededor de 17,500 cabezales, que transportan cargas de exportación e importación; y más de 50,000 vehículos (camiones de 4.6 y 8 toneladas) que circulan a nivel nacional.

Según Altamirano, la orientación a sus socios de no trasladar mercadería, debido a los tranques, afecta tanto el proceso de exportación-importación del país, como el de comercio a nivel nacional. Los transportistas se encargan de mover la mercadería que la población adquiere en los comercios de todo el país.

“Esto afecta a todos. Estamos en paro ya, si querés llamarlo así. No porque el sector haya determinado irse a paro, sino porque los tranques que hay en cada ciudad ya no te dejan pasar y te obligan a pararte”, indicó el representante transportista.

El pasado jueves, 10 de mayo, los taxistas decidieron iniciar sus protestas en Managua por el alza a los combustibles. Ese mismo día iniciaron los tranques en Chontales y Matagalpa.

El viernes 11 de mayo, los tranques se extiendieron a cinco departamentos; y el domingo, 13 de mayo, a 12 departamentos.

“Allá en San Pedro de Lóvago se perdieron pipas con leche. No dejaron pasar el combustible y ya no hay combustible en esa zona”, aseguró Altamirano.