•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los empresarios turísticos de Granada señalaron ayer que los siete acuerdos que alcanzaron con la Policía Nacional y la Alcaldía de la ciudad han sido cumplidos, por lo que perciben desde la noche del lunes pasado más seguridad, tanto a ciudadanos como a comercios.  

“Estamos viendo que cada uno de los acuerdos se están cumpliendo, hay más seguridad en estos momentos a los establecimientos y a la ciudadanía, de igual manera los agentes policiales acompañarán las marchas pacíficas para resguardarlos y también se realizará un diálogo con jóvenes que han causado enfrentamientos violentos en la ciudad”, dijo Jonathan Hudson, propietario de Pachamama Travel.

Los empresarios se reunieron con las autoridades por segunda vez la tarde de ayer en un salón del viejo hospital San Juan de Dios. Previamente, el lunes con la mediación de dos sacerdotes, los propietarios de negocios en Granada lograron firmar un acuerdo con la Policía y alcaldesa Julia Mena, para evitar saqueos y violencia. 

“Todas las entidades de Gobierno más los empresarios estamos trabajando en conjunto para que vuelva la estabilidad a este lugar, lo que queremos es que se continúe respetando todo lo que se ha pactado, para que no sucedan más desgracias”, agregó el empresario Hudson. 

Los empresarios afirmaron que Granada está volviendo a la calma desde este lunes  en la noche, además expresaron que en las calles ya no se están dando enfrentamientos violentos. De igual forma, señalaron que los saqueos han disminuido y esperan que terminen por completo, para no continuar afectando la economía del departamento.

“Fueron siete acuerdos los que establecimos a la comisión, hasta el momento todos se cumplieron, Granada empezó a dormir segura, las empresas estuvieron trabajando normal, sin temor, la ciudadanía está más tranquila, por eso agradecemos a las autoridades, porque han realizado un buen trabajo y esperamos continuar trabajando”, dijo Samuel Cruz, gerente del Hotel Darío.

Durante la reunión se abordaron distintos temas, entre estos la seguridad a establecimientos, como restaurantes, hoteles y bares que se han visto afectados por los saqueos, así como el patrullaje policial en zonas rojas de la ciudad, donde ha incrementado la delincuencia.

Dentro de las zonas afectadas por la delincuencia se encuentra la Plaza Xalteva, donde hay mayor aglomeración de jóvenes, quienes durante la noche realizan quemas de llantas y detienen el paso vehicular, ocasionando inconformidad en los mismos habitantes del sector.

Julia Mena, alcaldesa de Granada, manifestó que “estamos cumpliendo al pie de la letra todos los acuerdos que decidimos en la primera reunión, donde estuvieron presentes los empresarios, así como comerciantes”.

“La Policía Nacional está resguardando los negocios, tal y como fue solicitado por los mismos”, agregó. 

Como parte del acuerdo, agentes policiales se estarán movilizando por las calles y estarán realizando constantes patrullajes, para evitar robos y enfrentamientos que puedan causar más muertes en el país.