•  |
  •  |
  • END

REDACCIÓN CENTRAL

Japón representa una gran oportunidad de mercado para algunos productos nicaragüenses. Actualmente es la segunda economía más grande del mundo y cuenta con más de 130 millones de consumidores, con un ingreso per cápita anual de aproximadamente 40 mil dólares. Esta nación es un destino por conquistar para los exportadores nicaragüenses.

Los consumidores japoneses adquieren cada vez más productos extranjeros, lo que ha incentivado a la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, a capacitar a su recurso humano y a sus miembros para familiarizarlos con el complejo mundo de esta nación, donde existen infinidades de oportunidades para colocar parte de la oferta exportable nacional.

Azucena Castillo, Gerente General de APEN, destacó que el mercado japonés representa una gran oportunidad para los productos nicaragüenses, siempre y cuando estemos dispuestos a asumir el reto de la calidad y por eso la organización de productores “estamos trabajando en estrategias de promoción de nuestros productos con la finalidad de que éstos puedan tener una rápida y mejor aceptación por parte de los consumidores y para eso estamos contando con el apoyo de la embajada de Japón en Nicaragua, por medio de la cual hemos enviado recursos humanos de nuestra asociación a conocer y explorar las interioridades de ese difícil mercado”, explicó Castillo.

Las exportaciones de Nicaragua hacia el mercado japonés se han incrementado en los últimos años y en el 2008 sumaron 19.2 millones de dólares, frente a 13.1millones de dólares en el 2007.

“El café, el ajonjolí, la miel y los cigarros, han logrado aceptación. El chocolate tiene perspectivas al igual que algunas frutas y vegetales”, mencionó Castillo.

Algunas interioridades

Para que los empresarios nicaragüenses puedan aprovechar las oportunidades que brinda el mercado de Japón, es necesario cumplir con una serie de obligaciones como la de adecuar los productos al gusto e idioma japonés, es decir, además de cumplir con las características básicas, el producto, será imprescindible también contar con la información clara y precisa del mismo.

“Debemos adaptar el producto al gusto de los consumidores, según los mercados, porque si no se adecúan, por más buena calidad y mejores precios que se tenga, es muy difícil penetrar los mercados. Es hora de que Nicaragua se introduzca en la innovación y la reingeniería del producto para aprovechar mercados como el de Japón”, dijo Castillo.

Japón es la segunda economía más grande del mundo y cuenta con más de 130 millones de consumidores, con un ingreso per cápita anual de aproximadamente 36 mil dólares. Poseen una gran capacidad de compra y tienen un gran potencial para convertirse en grandes compradores de la producción nacional de café, miel y vegetales, entre otros rubros.


En la actualidad, Japón es el mayor importador neto de productos agrícolas del mundo. Castillo mencionó que APEN está buscando cómo estrechar más los lazos con el país asiático.

“Hemos tomado en cuenta que nuestra asociación tiene entre sus principios la asociatividad de los productores, el fomento a la producción orgánica y el tema de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), principios que se articulan con los valores de los consumidores japoneses”, indicó la Gerente de APEN.

Por qué exportar a Japón

Consideró que Japón es importante porque es un mercado de 130 millones de consumidores, con un PIB (Producto Interno Bruto) per cápita de 36 mil dólares, es un país que cada día que pasa se abre más al mundo. Posee prestigio y competitividad además de ser un país comprometido con el desarrollo y cuidado del medio ambiente. Es un buen socio comercial con quien Nicaragua tiene más de 50 años de relaciones comerciales, consideró la funcionaria de APEN.