•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Asamblea Nacional aprobó  entre martes y miércoles  cinco préstamos que suman US$200 millones de dólares enmedio de críticas de diputados  opositores que consideran “imprudente” autorizar nuevos financiamientos para el Gobierno, porque el país vive una crisis política que está afectando el desempeño económico del sector productivo desde el pasado 18 de abril.

Un préstamo es por US$60 millones que está dirigido a mejorar los sistemas de salud en 66 municipios, otro monto es por US$35 millones para construir cinco tramos de carreteras en distintas zonas del país, además de otro convenio por US$50 millones para fortalecer el ordenamiento de la propiedad.   

Estos tres financiamientos los otorga el Banco Mundial.

Uno de los préstamos avalados por el plenario de la Asamblea es por US$38.2 millones y lo financia el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para fortalecer el ordenamiento de la propiedad. Un quinto monto es por la suma de US$16.2, del Banco Europeo para ampliar el sistema de abastecimiento de agua potable en 19 ciudades.    

“Se vive una crisis política desatada desde abril con las protestas contra el Gobierno, lo que conllevó a la instalación de un diálogo nacional.