•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Selectos lotes de café de Panamá compiten desde ayer en una cata internacional en la que jueces de Europa, Asia y América elegirán a los mejores granos de las variedades especiales y tradicionales que se producen en el país canalero.

Se trata de la XXII Cata Internacional de Café “The Best of Panama”, que se desarrolla en la localidad montañosa de Boquete, en el occidente panameño, en la que compiten 75 lotes del grano de las variedades geishas, tradicionales y pacamaras.

En este evento, que se extenderá hasta el próximo sábado, participan jueces de Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur, Estados Unidos, Australia, Rumanía y Japón, además de 50 compradores invitados que llegaron a probar el café fino de Panamá, dijo el presidente de la Asociación de Cafés Especiales de Panamá (SCAP por sus siglas en inglés), Wilford Lamastus.

Lamastus comentó que en la jornada de ayer los puntajes de los cafés tradicionales naturales y geishas naturales fueron muy buenos, y que los comentarios de los jueces han sido muy positivos.

Están en competencia 24 lotes de geishas naturales y 24 lotes de geishas lavados; 10 lotes de tradicionales naturales, 10 tradicionales lavados y 7 lotes de la variedad pacamara. 

El café especial geisha es la estrella de la producción cafetera de Panamá.

Mejor calidad

En la pasada edición de esta cata, en el 2017, se vendió a un precio récord de US$601 por libra.

El australiano Will Young es el juez principal de esta competencia internacional, y aseguró estar impresionado de las primeras tazas que juzgaron, donde los naturales han alcanzado puntajes que superaron en algunos casos los 90 puntos, sobre 100 que es lo máximo, que en esta categoría es poco común. 

“Algunos de los lotes superaron las expectativas y puede ser que los productores se enfocaron en la calidad este año, porque la producción fue más baja”, dijo a Acan-Efe el juez principal. 

Por su parte, el japonés Taro Suzuki, que como juez internacional ha participado en reiteradas ocasiones en este evento, coincidió con Young en que las primeras mesas catadas estaban muy buenas con altísimos puntales y sabores muy agradables. 

Los jueces evalúan en cada taza atributos como acidez, cuerpo, sabor y balance de cada lote y, han encontrado sabores y aromas típicos de la variedad geishas: afrutados y flores abundantes.

La industria cafetera de Panamá es marginal, pero el país se ha especializado en producir cafés especiales como geisha, que se comercializa con precios récords especialmente en Asia y Europa.