•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde el pasado 18 de abril impactará en la ejecución del Programa de Inversión Pública (PIP) 2018, al punto que las instituciones solo podrían cumplir con el 70% de los proyectos contemplados en el plan anual, asegura el expresidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Mario Arana.

El PIP 2018 alcanzó un monto de C$21,682.9 millones, incrementándose 18.9%, según el Presupuesto General de la República (PGR), aprobado el año pasado por la Asamblea Nacional. Las prioridades de inversión para este año se orientan en sectores claves de la economía como: infraestructura, salud, energía, educación, agua potable, vivienda y administración del Estado.

 Enfrentamientos golpean el corazón del turismo en Nicaragua

En su proyección el economista Mario Arana agrega que la desaceleración impactará en el crecimiento económico y en la generación de empleo, por lo que insiste en una solución urgente a la crisis que vive el país, que según estimaciones gubernamentales ha dejado pérdidas de US$258.9 millones, desde que inició el pasado abril.

OBSTÁCULOS

“Así que habrá obstáculos en el avance del plan.  Es bien probable que la ejecución se quede 30% por debajo de lo proyectado, 30% menos del ritmo normal, es decir que se ejecutará el 70%, el PIP estará siendo afectado como todo, probablemente tenga una desaceleración”, señala el expresidente del BCN. 

A su criterio, también incidirá que muchos de los trabajadores no están llegando a sus labores mientras que por otro lado los suministros se han quedado en las vías por los tranques. “La economía no está funcionando normalmente, la economía está a medio gas, entonces las cosas son más difíciles”, considera. 

Sin embargo, señala que los recursos de la inversión pública típicamente son externos y en su mayor parte ya están contratados, por tanto mientras se puedan desembolsar sin dificultad es posible avanzar en esas obras proyectadas. “La inversión pública desde el punto de vista es oportunidad de empleo, es competitividad, y ahora se requiere mucha inversión porque la privada está estancada o en proceso”, asevera. 

​ Enfrentamientos golpean el corazón del turismo en Nicaragua

Por su parte, el economista Sergio Santamaría coincide en que la inestabilidad política y la paralización económica influirán en la ejecución de la inversión pública. “Los recursos externos previstos y la generación de empleo tenderían a desacelerarse aún más”, analiza.

También considera que una menor ejecución impactaría en la actividad económica. “Hay que recordar que la actividad constructiva había tenido una desaceleración, y esto lo que haría es agudizarlo un poco más”, agrega el economista.

Según el Informe Anual 2017 del BCN, la actividad constructora registró un crecimiento de 3.1 por ciento en 2017, superior al 1 en 2016, y estuvo determinada por el crecimiento del valor agregado de obras no residenciales (16.2%), mayor al aumento de 2.2 por ciento observado en 2016. 

“Dos componentes de la construcción registraron contracciones. Primero, la construcción de viviendas registró una disminución de 12.0 por ciento (-12.5% en 2016) determinada por una disminución del área efectivamente construida (-13.2%). Segundo, la construcción de obras de ingeniería civil disminuyó 1.4 por ciento (crecimiento de 12.9% en 2016)”, indica el BCN.

 Crisis atrasa exportaciones de pymes

El Nuevo Diario llamó al presidente de la Cámara Nacional de la Construcción (CNC), Rodrigo Pereira y al presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), Héctor Lacayo  para consultarles sobre este tema, pero no respondieron sus teléfonos celulares. 

Una merma en la ejecución del PIP 2018 contrastaría con la de 2017 cuando fue de 98%, al invertir las instituciones US$716.7 millones, según informes de la Dirección General de Inversión Pública del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP). 

En 2017, del monto ejecutado, US$334 millones correspondieron a recursos externos, principalmente préstamos que al cierre de año fueron de US$267.6, millones, mientras que US$381 millones provinieron de recursos internos. El Tesoro Nacional aportó US$369.7, precisó Hacienda.

PIP 2018

Para este año, los recursos están concentrados en la ejecución de proyectos de desarrollo de infraestructura vial, energía eléctrica, salud, educación, agua y saneamiento, que contribuyen al crecimiento económico sostenible, precisó Hacienda.

 Petróleo de Texas baja un 0.5% y cierra en US$71.84 el barril

El mayor incremento del destino de los recursos está asociado al Ministerio de Educación (C$1,636.3 millones), seguido del Ministerio de Salud con (C$1,068.4 millones), lo que en conjunto absorben 40.7% del incremento total.

El Ministerio de Transporte  e Infraestructura (MTI) es otra institución a la que se le destinó un mayor monto del PIP. Entre las obras más importantes a ejecutar en el 2018 por la institución se encuentran la ampliación de la red vial pavimentada, obras de puentes y mantenimiento de caminos.