•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La crisis actual que vive el país ha empeorado aún más al sector turístico del departamento de Chontales. 

La Cámara de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), de Chontales, precisó que en lo que va del año contabiliza 38 cierres de negocios entre hoteles, bares y restaurantes de los 11 municipios que atiende el departamento, incluyendo El Ayote. 

Manuel Flores, presidente de Cantur en Chontales, explicó que el cierre de los negocios se debe a diferentes motivos. 

“Aproximadamente 38 negocios han cerrado, entre hoteles, bares y  restaurantes, la realidad es que esto viene arrastrándose por los altos cobros de los servicios básicos y con los tranques ha empeorado”, expuso Flores.

Este espera que al reinstalarse la mesa del diálogo todas las partes a participar resuelvan los problemas que están afectando a los dueños de negocios. 

Arnoldo Castrillo, dueño del hotel y restaurante Café Iguana, ubicado en Juigalpa, anunció que este domingo cesarán operaciones por falta de clientela. 

“Vamos a abrir hasta que se normalice la situación. Ahorita no hay tráfico de gente. La gente no está gastando su dinero por la misma situación política. No se sabe en qué va a parar todo esto”, lamentó. 

Otra dueña de negocio de Juigalpa, que prefirió omitir su nombre, ya cerró operaciones por el mismo motivo. 

El sector turístico ha sido uno de los más golpeados por la crisis que vive el país desde el 17 de abril, y que a la fecha ha dejado 76 muertos, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). 

El Gobierno de Nicaragua indicó, incluso, que después de haber estimado una tasa de crecimiento económico al inicio del año de entre 4.5% y 5%, han bajado sus proyecciones hasta el rango del 3% al 3.5% debido a las afectaciones que ha provocado la crisis política del país durante el último mes en sectores tan sensibles como el turismo, el comercio, la inversión extranjera directa y las exportaciones.

El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, admitió que se han visto muy afectados el sector comercial y de servicios, y el de hoteles y restaurantes. 

“La actividad turística es la que más va a sufrir esta presión. El turismo toma tiempo en construirse y el turista que ya no viene va a costar mucho en reconstruir (en regresar)”, expresó Reyes.

Según la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), turistas de distintas partes del mundo y en especial de Estados Unidos han cancelado sus viajes a Nicaragua debido a la crisis. Esta gremial calcula pérdidas por US$100 millones.