•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Varios eventos de promoción y desarrollo de los distintos sectores económicos del país han sido cancelados o pospuestos, sin una fecha clara para su realización, debido a la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde el pasado 18 de abril.

La subasta electrónica de la Taza de la Excelencia, que se realizaría el 5 de junio, se pospuso para el 19 del mismo mes, porque la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN), organizadora del concurso, tuvo atrasos en el proceso de envío de las muestras de café a los compradores internacionales.

Como informó El Nuevo Diario el pasado 18 de mayo, en esa subasta se venderán al mejor postor los cafés que resultaron ganadores de la Taza de la Excelencia Nicaragua 2018.

Sector agropecuario

Además, la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) canceló su quinto Congreso Agropecuario, que estaba programado para el 14 y 15 de junio. Este evento reunió el año pasado a más de 1,000 pequeños, medianos y grandes productores, en Managua, quienes asistieron a conferencias técnicas y charlas magistrales sobre el tema de la agroindustria.

Este año, el experto en tecnología satelital y en el área de desarrollo de sistemas de información geográfica (GIS), César Urrutia, brindaría una conferencia magistral en el congreso, según el sitio web del evento.

En sus otros congresos, Upanic abordó las temáticas de las biotecnologías y el cambio climático, para capacitar a los productores.

Turismo

La Feria Internacional de Turismo (Fenitur) se iba a realizar el 7 y 8 de junio, pero ahora no tiene una fecha clara.

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), dijo que la Fenitur fue pospuesta desde hace varios días, “esperando que la situación mejore y que el país se estabilice”.

El turismo del país ha sido uno de los sectores más golpeados con la crisis, que hoy llega a los 42 días. El impacto de las pérdidas por la crisis en el sector turístico, según Canatur, podría ascender a más de US$170 millones.

“No está viniendo turismo, hay advertencias de viaje (en otros países), entonces, obviamente nosotros no podemos convocar a una feria internacional, a la que vamos a traer compradores internacionales, los que no van a querer venir por la situación del país y las advertencias de viajes que existen”, enfatizó la representante del sector turístico.

“Tenemos que esperar a ver cómo evolucionan las cosas para poder reprogramar la fecha, porque en principio está suspendida hasta septiembre, pero en dependencia siempre de cómo evolucione la situación”, señaló Valenti.

Hoy es el día 42 de protestas. Bismark Picado/END

Si para el sector turístico de Nicaragua sería negativa la cancelación definitiva de este evento, que ha ayudado al despegue del turismo, para Valenti también sería importantísimo lograr hacerlo “para tratar de recuperar el turismo en el país”. “Es una de las acciones claves que tendríamos que hacer para poder recuperar la actividad turística, pero obviamente no puede haber turismo en Nicaragua si no hay estabilidad y si no hay paz social”, expresó.

La presidenta de Canatur dijo que hay varias advertencias de viaje, pero las más importantes son la de Estados Unidos y la de los países centroamericanos, como Costa Rica.

La Cámara Nicaragüense de la Construcción también canceló su Feria de la Construcción (Fercon), que había programado para el 12 de julio, pero ningún miembro de esta organización respondió nuestras llamadas para conocer más detalles.

La información oficial indica que el país podría tener pérdidas por más de US$600 millones, debido a la crisis, pero los sectores económicos del país esperan un estudio que está haciendo la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) para conocer el verdadero impacto en la economía de la nación.

El conflicto, que comenzó con las protestas a la reforma del seguro social (que luego fue anulada), ha generado luchas violentas, con más de 80 personas fallecidas, marchas multitudinarias en contra del gobierno de Daniel Ortega, tranques en carreteras y saqueos de negocios comerciales y turísticos.