•  |
  •  |
  • END

Las plantas embutidoras ya empiezan a sentir los estragos de la falta de consumo de carne de cerdo y sus derivados, como consecuencia del temor de la población por contraer la hasta ahora conocida como gripe porcina, pero que la Organización Mundial de la Salud, OMS, denominará oficialmente como gripe A, H1N1.

La embutidora Bavaria es una de las empresas que ha visto reducir sus ventas en un 25 por ciento, correspondiente a productos procesados derivados del cerdo.

“(La caída en las ventas) significa que nuestras compras de materias primas, es decir a las granjas y mataderos que nos abastecen, ha bajado en un 25 por ciento”, informó Yacer Campos, Contador General de Bavaria.

Refirió que después de haber analizado los últimos estudios de venta del lunes pasado, decidieron disminuir la compra de materia prima, por lo que el ritmo de producción también bajó, como una medida directa para no tener un excedente de productos, ya que Bavaria “se caracteriza por ofrecer productos frescos”.

En una semana normal de operaciones, Bavaria compra alrededor de 40 cerdos para diferentes procesos, tales como consumo, desposte y fabricación de los embutidos.

Hizo un llamado a la clientela para que tengan plena seguridad sobre los productos que ofrecen, ya que los cerdos con los que trabajan son certificados, que se encuentran constantemente bajo inspección de las autoridades del Ministerio de Salud y Ministerio Agropecuario y Forestal.

El titular del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, Ariel Bucardo, también llamó a los clientes a no tener miedo en consumir productos del cerdo, ya que nada tiene que ver el virus con el comer este tipo de alimentos, además de que la institución a su cargo, mantiene controles estrictos para la higiene de todos los mataderos.