•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace un año, en junio de 2017, Víctor Pizarro, CEO de la agencia de marketing turístico Berry Whale, visitó Nicaragua por primera vez. Se impresionó por las maravillas naturales del país y del potencial turístico a explotar. “Nicaragua es uno de los 10 destinos emergentes a nivel mundial”, dijo en una entrevista a este Diario. 

El turismo empezaba a tomar impulso y Nicaragua como destino se colocaba en importantes medios especializados en viajes. En 2017 el país recibió a 1.9 millones de turistas que generaron  US$840 millones en divisas, 30% más que 2016. “El país es un destino que la gente no ha descubierto, no conoce, en turismo de naturaleza el hecho de tener una carta de presentación que todo está virgen da una importancia”, dijo. 

 Hoteles de playa de Chinandega valoran cerrar ante la ausencia de turistas

Un año después Víctor ha cambiado su valoración y avizora un panorama sombrío en tanto el Gobierno de Nicaragua no resuelva la crisis que se vive desde el pasado 18 de abril. “Lo primero que suceder es que se cancelan grupos (de turistas) e inversiones. Y si esto no se resuelve rápido los daños pueden ser difíciles de recuperar”, valora. 

¿Qué imagen llega de Nicaragua a las empresas de turismo de América Latina?

En estos momentos en los principales operadores del sector turismo aún no se tiene una imagen muy clara sobre lo que está sucediendo, aunque si es de público conocimiento que se está atravesando por un periodo de crisis a nivel político y social.

Sin dudas situaciones como esta afecta directamente sobre la percepción del destino y la imagen que se ha estado promoviendo en los últimos años en relación a que Nicaragua es el destino más seguro de Centroamérica.

 Inseguridad en el país detendrá surgimiento de nuevos negocios

De continuar esta situación o agravarse, es muy probable que los gobiernos de los principales países emisores de turistas hacia Centroamérica comiencen a emitir recomendación o avisos a sus connacionales de tener precauciones al viajar o inclusive abstenerse de realizar viajes por motivos de negocio o placer.

¿Cuánto le tomará al país reponer la mala imagen de violencia que ha proyectado?

Es difícil estimar cuánto tiempo demandaría ya que esto depende de múltiples factores. Sin embargo, mi principal recomendación para las autoridades de Gobierno del país es que promueva la creación de inmediato un Comité de Gestión de Crisis para el sector turismo para diseñar e implementar una estrategia de comunicación y relaciones públicas en  conjunto con el sector privado.

¿Cómo valoraban a Nicaragua como destino turístico?

Se valora a Nicaragua como un destino natural, con precios asequibles, con gran calidad humana y seguro.

Hasta abril Nicaragua aparecía en listas de viajes de prestigiosas revistas, ¿todo está perdido?

No puedo afirmar categóricamente esto, sin embargo sí considero que los primeros efectos que pueden observarse son la cancelación de viajes de parte de operadores mayoristas y turoperadores emisivos y  la disminución de las frecuencias aéreas.

Varios países, entre ellos Estados Unidos, han emitido alertas de viaje, ¿qué impacto tienen?

Son muy dañinas y afectan significativamente la intención de viaje en turistas que planean sus viajes con anticipación. El turista Europeo y Asiático es por ejemplo altamente sensible a este tipo de notificación, no así el turista proveniente de EE. UU., Canadá o América Latina.”

 Sectores económicos del país cancelan sus eventos

¿Qué sector (hotelero, tour, restaurantes) del turismo es el más afectado?

Todos los sectores son afectados de inmediato, no existen preferencias.

¿Se puede diferenciar entre el tipo de violencia que vive El Salvador, Honduras y Guatemala, y la que vive Nicaragua, que es básicamente represión a civiles?

A efectos de impacto sobre el performance de la industria turística no hay claramente una distinción entre tipos de violencia.