•  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

La Misión Técnica de Taiwán y el Instituto Nicaragüense de Tecnologías Agropecuarias (INTA), realizaron un taller de capacitación en el Centro de Investigación para el Arroz, ubicada en el municipio de Sébaco, el que estaba dirigido a técnico del Inta y productores de arroz de Waspan, Siuna, La Cruz de Río Grande, Wiwilí, Pantasma, Nueva Segovia, Matagalpa entre otros departamentos.

Entre los temas que se desarrollaron están metodologías y diseños, normativas y análisis de datos para ensayos de validación tecnológica de nuevas cultivares de arroz LR-8 y LR-9 generado por el programa nacional de mejoramiento genético de arroz, aseguró el doctor Lázaro Narváez Rojas, Coordinador de investigación nacional de arroz del INTA.

Este aseguró que el objetivo del taller es contribuir a la efectividad de implementación de los procesos de investigación científica del INTA, fortaleciendo los procesos de Fitomejoramiento realizados a nivel zonal y nacional.

Mejorando variedades

El ingeniero Francisco Wang, feje de la Misión Técnica de Taiwán en nuestro país, señaló que desde 1999 han venido trabajando para ir mejorando cada día las variedades de semilla de arroz en coordinación con el INTA, lo que ha permitido producir variedad de semilla de calidad como INTA dorado, INTA Chinandega y la puesta en marcha de dos nuevas cultivares de arroz como son la L R-8 y la L-R-9, una variedad muy resistente nutritiva.

Dijo que han venido trabajando con varias cooperativas productoras de arroz, las que ya tienen semilla registrada y una buena productividad como la cooperativa Omar Torrijos, quien logró saldar sus deudas y ahora cuentan con buen capital propio, gracias a las nuevas tecnologías adquiridas mediante las investigaciones realizadas por la misión de Taiwán y el INTA.

La Misión Técnica de Taiwán, no sólo se ha dedicado a investigar el material genético de las nuevas variedades de arroz, sino que también ha apoyado financieramente a muchos productores y cooperativas, donde en lo que va del año han apoyado financieramente la producción de arroz invirtiendo 150 mil dólares en la compra de una máquina para quitar piel de arroz, una maquiza para pulir arroz, pequeña, una prelimpiadora y una gradeladora, maquinaria que tiene un costo de 150 mil dólares, pero así mismo se eleva la productividad y la calidad del arroz.

Dependencia de tecnología

Por su parte, la directora general del INTA, María Isabel Martínez Chavarría, dijo que el país tiene una gran dependencia de tecnologías de fuera, por lo que se trata de ir creando tecnología desde dentro con variedades de arroz que se den en el país, pero con la colaboración de gobiernos como Taiwán que realmente saben su trabajo en la parte técnica y la transferencia de la tecnología y aquí se cuenta con la cooperación de la Misión Técnica de Taiwán que les permite hacer las escuelas de campo con los técnicos y éstos reproducir los talleres en las zonas y trabajar con las cooperativas, con la pequeña y mediana producción, en función de que puedan echar a andar este tipo de tecnologías en sus campos.

Ésta finalizó señalando que dichas tecnologías tienen que ser efectivas, tanto en rendimiento, eficiencia, menos costos y con variedades de arroz que resisten a las plagas y con alto componente nutricional, éstas tecnologías ya son una cosa real, lo que fue un sueño ya es un hecho y que esto permita al pueblo de Nicaragua a través del gobierno, llevar más cobertura al campo en lo que respecta a asistencia técnica, por que es el campo el que nos va a dar respuesta a la necesidad alimentaria del país, concluyó.

La directora del INTA junto a técnicos y productores de arroz, realizaron un recorrido por los áreas de investigación que tiene la Misión Técnica de Taiwán en conjunto con el INTA, quienes aseguraron que producen la semilla base de arroz para las siembras en todo el país, por lo que los productores ya no deben preocuparse por la falta de ésta, ya que hay suficiente para abastecerlos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus