•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuba perdió 320 toneladas de tabaco en el centro y occidente por las intensas lluvias de la reciente tormenta subtropical Alberto, aunque los objetivos de producción para 2018 siguen intactos, informaron ayer autoridades del país caribeño.

Los mayores daños se localizan en las provincias centrales de Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, las más castigadas por las precipitaciones asociadas al temporal de las pasadas semanas, indicó el vicepresidente primero del estatal Grupo Empresarial Tabacuba, Miguel Rodríguez, citado por la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Entre los estragos que se contabilizan también citó la pérdida de 28 casas destinadas a la cura de las hojas y afectaciones parciales a otras 9, mientras se intenta salvar más de 2 millones de cujes (varillas donde se cuelgan las hojas de tabaco para su secado) que se dañaron por el exceso de humedad.

El directivo detalló que en las áreas de escogidas, despalillos y almacenes de las empresas de tabaco de la isla se encuentran acopiadas más de 22,000 toneladas de la aromática hoja que están en “buen estado”.

Señaló que se ejecutan acciones para contrarrestar la humedad e impulsar la recuperación del sector con la participación de casi 40,000 trabajadores.

Extender jornada laboral

No obstante, aseguró que los efectos de las lluvias no comprometen la campaña tabacalera ni las producciones con destino a la exportación y el consumo nacional, aunque las fábricas estuvieron paralizadas durante una semana a causa de la excesiva humedad ambiental.

A pesar de la interrupción, en ese período se elaboró un millón de puros habanos, y todas las fábricas han extendido su jornada laboral para recuperar los niveles de producción.

Cuba se fijó la meta de producir unas 32,000 toneladas de hojas de tabaco para la zafra 2017-2018, después de cosechar más de 30,000 toneladas en las dos campañas anteriores.

Rodríguez dijo que ya ha comenzado la preparación de la próxima cosecha tabacalera 2018-2019, en la que está prevista la siembra de 30,500 hectáreas.