•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó ayer un 1.21% y cerró en US$64.73 el barril, después que se conociera un aumento inesperado en las reservas estadounidenses de crudo.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en julio bajaron 79 centavos de dólar con respecto a la sesión anterior.

El Departamento de Energía de Estados Unidos informó ayer de que la semana pasada las reservas de crudo en el país crecieron en 2.1 millones de barriles, para alcanzar los 436.6 millones.

Los analistas, sin embargo, habían calculado un descenso semanal de 1.3 millones de barriles.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en julio bajaron cerca de cuatro centavos, hasta US$2.07 el galón, mientras que los de gas natural con vencimiento en julio subieron casi un centavo, hasta US$2.90 por cada mil pies cúbicos. 

El Brent al alza

En Londres, el barril de petróleo Brent para entrega en agosto cerró ayer en el mercado de futuros de Londres en US$75.36, un 0.03% más que al cierre de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la jornada en el International Exchange Futures con un incremento de US$0.03 respecto a la última negociación, cuando acabó en US$75.33. El precio del crudo europeo cerró por segunda jornada consecutiva con un ligero avance, tras conocerse que las reservas de Estados Unidos aumentaron la semana pasada en 2.1 millones de barriles, mientras que los expertos anticipaban una baja de 1.3 millones.

Subieron asimismo los inventarios estadounidenses de gasolina, en 4.6 millones de barriles, y los de combustibles destilados, que incluyen el diésel y gasóleo de calefacción, en 2.2 millones.