•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La crisis sociopolítica, sin visos de solución en Nicaragua, ha hundido al turismo en las ciudades coloniales de Granada y León. Los empresarios reportan cierre de hasta un 90% de los hoteles y despidos masivos en restaurantes ante la escasa demanda de turistas en estos importantes destinos turísticos del país.

La presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti, confirmó que el 90% de los hoteles de ambas ciudades han cerrado por la crisis que vive el país desde el pasado 18 de abril, y que en esta semana se ha intensificado, elevando la represión y el número de muertes.  

 Banpro emite comunicado sobre sucursal en Masaya

René Sándigo,  gerente general del hotel Real La Merced, en Granada, manifestó que esta semana el turismo pasó de una situación grave a crítica, debido a los incendios, saqueos y enfrentamientos registrados a partir del martes 5 de junio. “La mayoría de hoteles y restaurantes están cerrados”.

El último informe Estadísticas de Turismo del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), correspondiente a 2016 señala que el 51.1% de los turistas que llegaban a Nicaragua visitaron las ciudades coloniales de León y Granada. Los visitantes de Norteamérica, Centroamérica y Europa son los que optan más  por conocer esas urbes. 

“Tenemos mucha incertidumbre, muchos extranjeros ya se han ido de la ciudad, incluso inversionistas  y va a costar cambiar la situación, será más difícil de lo proyectado, y no se ve solución, el efecto está siendo más grave y profundo y dejarán con muchos cierres y desempleo, el 90% de los hoteles están cerrados y despidieron masivamente personal”, lamentó. 

Por otro lado, desde hace dos semanas los negocios turísticos, ubicados en la icónica calle La Calzada decidieron cerrar a raíz de incendios, saqueos, asaltos, falta de seguridad en las calles y la decadencia del turismo, que hasta marzo mostraba estadísticas positivas, según reportes del Banco Central de Nicaragua (BCN). 

Según cifras de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), la ciudad  recibía un 70% de turistas nacionales y extranjeros, pero actualmente debido a la crisis política que presenta el país, los números bajaron considerablemente.

Bosco Garay, representante de Cantur-Granada y propietario del restaurante El Marlín, señaló que “en este momento muchos negocios están en quiebra, el otro problema es que no tendremos la capacidad para reinvertir en la apertura, además venimos acarreando deudas”.

 S&P: Economía nica pierde estabilidad

“Es muy difícil dar un plazo para decir en cuánto tiempo podría levantarse la ciudad que es la número uno en turismo en Nicaragua, el impacto negativo es del 100%, las pérdidas son numerosas y se van elevando cada día, pero podemos decir que se han perdido unos 100 millones de córdobas debido a la situación por la que estamos atravesando», expresó el empresario.

Samuel Cruz, gerente del hotel Darío, dijo que todavía el establecimiento no ha cerrado y continúa atendiendo todos los días, aun cuando La Calzada luce vacía y abandonada. Los turistas han desaparecido de la ciudad colonial, sin embargo, los empresarios granadinos esperan reivindicarse a inicios del próximo año.

De acuerdo con el BCN, entre los servicios que demanda el turismo, los restaurantes y comiderías agrupan 397 establecimientos, seguidos por los bares (223) y los hoteles y hospedajes (98). “Además, se cuenta con 22 establecimientos que son operadores turísticos y 6 edificaciones destinadas a museos y edificios históricos”, señala. 

2018, año perdido

El hotel La Recolección, una infraestructura de US$5 millones que entró a funcionar en diciembre de 2017 en León, cerró sus puertas este 1 de junio, por tanto canceló contratos a su personal debido a la baja en la demanda, tras las protestas registradas en el país.  

Víctor Hugo Sevilla, miembro de Mercantil Santa Clara, S.A., y gerente de los hoteles El Convento y La Recolección confirmó que el cierre de dicho hotel fue inevitable. 

“Luego de abrir el hotel en diciembre, operamos en toda la temporada alta con muy buenos resultados, en marzo teníamos una ocupación del 70% y aunque estábamos en la expectativa de la temporada baja pero teníamos todos los indicadores para pensar que iba a ser un año espectacular, pero lastimosamente se desató una crisis en el país y los primeros afectados somos las empresas vinculadas al sector turismo”, explicó Sevilla.

 

El gerente del hotel La Recolección agregó que tras estar operando con poco menos del 10% de ocupación, tomó la decisión de hacer un cierre temporal de las operaciones a partir del 1 de junio.

“Ante la falta de reservaciones de huéspedes que buscan los servicios, decidimos concentrar todo lo que es operación de habitaciones en el hotel El Convento, que es parte de la cadena y dejar abierto el restaurante La Esquina en el hotel La Recolección”, señaló Sevilla.

Sevilla lamentó que una de las medidas más drásticas fue cancelar el contrato de 31 colaboradores en ambos hoteles. 

 Transportistas de Honduras y Guatemala llaman a no enviar carga por Nicaragua

“Estimamos que el año 2018 está completamente perdido, las canceladas en reservas han llegado a los US$125 mil, aunque tenemos expectativas en noviembre y diciembre, período cuando se producen niveles de reservación que es mucho más alto”, resaltó Sevilla. 

Joe Santos, propietario de Barriles Sport Bar en León, es otro de los negocios que tiene 4 meses de funcionamiento y podría cerrar sus puertas en menos de un mes, si continúa el clima de inestabilidad en el país. El 90% de los clientes son nicaragüenses.

Santos, de nacionalidad brasileña, explicó que el negocio marchaba bien, pero desde el 18 de abril a la fecha las ventas cayeron en un 90%, por lo que ha tenido que disminuir gastos operativos y  recortar su personal de 14 a 5, debido a la poca afluencia de clientes y señala que de continuar la inestabilidad dentro de 15 días va a tener que prescindir de otro trabajador.

Alexis Camacho, miembro de la Cámara de Industria y Comercio, aseguró que toda la población está atravesando por una crisis económica increíble y que la inestabilidad que se vive ha obligado a algunos negocios a cerrar, reducir su personal o prescindir de sus colaboradores.

“Los negocios del centro histórico están trabajando en un 70% de tiempo, se redujo la jornada laboral por el temor que existe, además, algunos negocios hemos reducido en un 50% al personal y otros han cerrado completamente, algo crítico para la economía de León”, explicó Camacho. 

La cartografía de León precisa que entre los servicios que demanda el turismo, los restaurantes y comiderías agrupan 495 establecimientos, seguidos por los bares (261) y los hoteles y hospedajes (89). Además, cuenta con 7 edificaciones destinadas a museos y edificios históricos y 4 establecimientos que son operadores turísticos.

Hasta el primer trimestre de este año, el turismo mostró cifras de crecimiento positivas, pues el gasto y la estadía  promedio diaria aumentaron  5.8% y 1.7%, respectivamente, de acuerdo con la Encuesta de Turismo, publicada recientemente por el Banco Central de Nicaragua (BCN).  

El informe de la entidad financiera nacional revela que, de forma interanual, los viajes por vacaciones registraron el mayor incremento con 31.6%. En cambio, los visitantes que ingresaron al país por negocios presentaron una disminución de 62.9%. Sin embargo, desde abril, el panorama para este sector a raíz de la crisis sociopolítica del país es sombrío.