•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La inseguridad que vive el país debido a la crisis sociopolítica preocupa a las dirigencias del transporte de carga centroamericano. Desde la semana pasada las gremiales de El Salvador y Costa Rica han urgido a sus ministerios de Relaciones Exteriores la necesidad de una solución, para que miles de camiones con mercancía puedan salir de las vías nicaragüenses, bloqueadas por ciudadanos autoconvocados como medida de protesta.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Transportistas Internacionales de Carga (Astic), Raúl Alfaro, en comunicación con El Nuevo Diario, manifestó que ha llamado a los dirigentes de transporte de carga de Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá, incluso Nicaragua, para que se reúnan en Managua para valorar la evacuación de los transportistas varados en los tranques. 

“Propongo ir vía aérea a Managua, reunirnos y hacer un llamado a las organizaciones internacionales, como Cruz Roja, OEA (Organización de Estados Americanos), para que en conferencia de prensa pedir  por un período de tiempo, una semana, 48 o 36 horas el desalojo de todos los camiones y tener la posibilidad de regresar todos nuestros países de origen”, dijo Alfaro. END

El dirigente salvadoreño también sugirió que luego de la concesión de tiempo en todos los tranques,  las autoridades y organizadores de los bloqueos intervengan para desalojar “los camiones de Centroamérica que se encuentran en calidad de rehenes involuntarios, que ya está en un nivel de desesperación”. 

Alfaro insistió vehemente en buscar una  solución al problema de Nicaragua y denunció que a los camiones de algunos tranques le sustraen el combustible. En las imágenes que envió se ve camionetas, mismas que, según la población, son las que usan sujetos encapuchados para imponen el terror en Nicaragua. 

Por su parte, la directora ejecutiva de la Asociación de Carga Costarricense de Transportistas Unitarios, Marjorie Lizano, manifestó que la situación de Nicaragua les afecta directamente a la economía de su país al no poder transitar con facilidad en territorio nacional.

“Tenemos muchas unidades retenidas en los distintos tranques que mantiene la ciudadanía. Respetamos la soberanía de dicho país, pero al mismo tiempo le solicitamos al pueblo la comprensión de la necesidad de poder transitar para poder llegar a nuestros diferentes destinos. Hemos solicitado a nuestro gobierno interceder a través de la Cancillería para abogar por nuestro sector”, expuso. 

Según Lizano, la medida que ellos proponen es  abogar ante las cancillerías de sus países para que hablen con el Gobierno de Nicaragua y así buscar una salida a la situación de las retenciones, “teniendo muy claro que los más importante es resguardar la vida de todos y no generar violencia para los extranjeros, mucho menos para nuestros hermanos nicaragüenses”.

Hace unos días, la vicepresidente de Costa Rica, Epsy 

Campbell, dijo que el sector industrial de su país está preocupado por el retraso de las exportaciones a países centroamericanos, por lo que el país del sur ha conformado un comité interinstitucional que atenderá situación con Nicaragua, que también incluye temas migratorios. 

 “Conocimos la preocupación que tienen los industriales, la Cámara de Industrias de Costa Rica por los atrasos de las exportaciones a países centroamericanos y por el flujo de transporte que se da para Centroamérica y desde Centroamérica con mercancías”, señaló.

Hasta el primer trimestre del año, el flujo comercial entre Nicaragua y el resto de Centroamérica totalizó US$524.5 millones. De estos US$158.81 millones corresponden a exportaciones nicas enviadas al resto de la región, los US$365.69 millones restantes pertenecen a  las importaciones provenientes de Centroamérica, según las estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN).

En relación al primer trimestre de 2017, las exportaciones aumentaron 4.07%,  pues en ese entonces totalizaron US$152.6 millones. Las importaciones por su parte mejoraron 6.32% en el mismo período, tras superar los US$343.94 millones alcanzados en el primer trimestre de 2017. 

En todo 2017, el flujo comercial entre Nicaragua y el resto del istmo totalizó US$2,023.68 millones, en 2016 alcanzó US$1960.12 millones, precisan las estadísticas.

Más de 4,000 camiones varados en las fronteras de Nicaragua

 La directora de Relaciones Institucionales de la Asociación Guatemalteca de Exportadores, Fanny D. Estrada, dijo que más de 4,000 camiones están varados en las fronteras de Nicaragua por los bloqueos y aseguró que es urgente una solución.  

    

Los vehículos, explicó, están tanto en la frontera con Honduras como en la parte sur, en la de Costa Rica y Panamá, por lo que tildó de “muy serio” este problema, ya que las exportaciones centroamericanas son “claves” para el comercio de la región.    

La experta agregó que ya están estudiando otras soluciones, como la vía aérea o marítima, aunque sea más cara, pero insistió en que la situación es insostenible y que no se ve una posible solución a corto plazo.  

  “Lo que estamos ya pensando hacer es encontrar alternativas para que las mercancías se puedan mover, aunque Nicaragua quede aislada”, resumió. Nicaragua, que hoy cumple 54 días de la crisis sociopolítica más sangrienta desde los años 80 con 139 víctimas, está a la espera de que el presidente Daniel Ortega responda a una carta que los obispos le entregaron con una propuesta de “democratización” del país, ante lo cual pidió tiempo para “reflexionar”.            

 Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, después de 11 años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.